Delicias a 45 RPM: La Mode

Autor:

LA MODE
«En cualquier fiesta» / «Panorama»

NUEVOS MEDIOS, 1984

Texto: JUAN PUCHADES.

 

Fue de tal dimensión la primera cosecha de canciones de La Mode en su debut en LP (y antes en un glorioso maxi), con un Fernando Márquez «El Zurdo» dando lo mejor de sí mismo, que parecía imposible que el grupo madrileño pudiera superar lo logrado. Y así fue, no lo consiguieron. Pero es que el Eterno femenino (1982) eran palabras mayores, una obra genial en la que todo estaba en su sitio y no sobraba ni un segundo, con canciones tan brillantes como inteligentes, tan bien construidas en lo musical como en lo poético. Y, desde luego, 1984, el segundo LP, con el que su líder se despediría del grupo –incomprensiblemente, Antonio Zancajo y Mario Gil siguieron adelante durante un tiempo, con otro vocalista, pero aquello ya no era La Mode–, bajaba enormemente la nota, pese a contener algunas buenas canciones: «La cólera», «Negro y amarillo», «Cuestión de gravedad», «Erección» y «En cualquier fiesta». Ésta última era como el reflejo máximo de la pasión que El Zurdo profesaba a Roxy Music. Una elegante pieza de ambientación decadente, con esa cadencia suave que Ferry y los suyos imprimían a «aquellas canciones de Roxy», y una letra tan sugerente como explícita, gráfica: «Cuando todo se acabe y nadie nos recuerde, seguro que nos vemos en cualquier fiesta. Yo me acercaré a tu mesa, te preguntaré si bailas y daremos vueltas por la pista vacía. Tú me mirarás sonriendo, con una expresión cansada: será en cualquier fiesta, una noche cualquiera. Cuando toquemos fondo. Sin oportunidades. Seguro que nos vemos en cualquier fiesta.»

Aquí estaba, sin duda, el mejor Fernando Márquez, pero, sin embargo, «En cualquier fiesta» no ha pasado a la (pequeña y breve) historia mayor del grupo. Tal vez porque era una canción a la que le sentaba mal estar perdida en la segunda cara de un álbum irregular. Pero, editada en formato de single, con una pequeña cara de vinilo negro para ella sola, «En cualquier fiesta» mostraba toda su grandeza y su temperamento para afrontar el tiempo.

Hoy, cuando uno tiene el día en el adecuado punto melancólico y quiere castigarse un poco más escuchándola, busca este viejo single, y no el LP, porque ese era el formato en el que «En cualquier fiesta» logró seducir. Lo irónico es que en un enfermizo afán coleccionista aquel 1984 no compré el single por ella, sino por «Panorama», el tema de la cara B, que era inédito y no venía incluido en el disco grande; y que, perfectamente, podría haber permanecido inédito. Pero aquella adquisición, probablemente compulsiva, sirvió para iluminar esta pequeña y exuberante joya de ese breve pero inolvidable grupo que fue La Mode. Liderado por un avanzado outsider que, nadie lo sabíamos, en ese preciso instante acababa de consumir sus cinco minutos de gloria. En todo caso, mientras estas canciones se puedan seguir escuchando, la gloria de El Zurdo será eterna.

«Cuando nuestra riqueza sea sólo la memoria, seguro que nos vemos en cualquier fiesta». Seguro que sí.

Artículos relacionados