Corriente alterna: Spiderman y la tela de araña que envuelve a U2

Autor:

u2-20-10-13

«En la banda sonora de “Spiderman: Turn off the dark” hay mucho de una reinvención que podría llevarles hacia un nuevo gran disco»

 

Tras ver el musical sobre Spiderman con música de Bono y The Edge, Juanjo Ordás asegura que en esas canciones suenan más libres que en U2, y que si quisieran seguir ese camino sonoro, podrían preparar un buen próximo disco.

 

 

Una sección de JUANJO ORDÁS.

 

 

Pasaba por New York y aproveché para disfrutar un pase de “Spiderman: Turn off the dark”, el musical cuyas canciones fueron firmadas por Bono y The Edge. Tras unos comienzos complicados,  lleva ya tres años llenando el teatro, y parece que seguirá otros tantos. Tan fan de Marvel Comics como soy lo disfruté. Es sencillo en su planteamiento, muy pop en su concepto y espectacularmente entretenido con sus virtudes y defectos (hay momentos muy buenos y otros muy malos).

Pero hoy quiero hablar de esas canciones escritas por las dos cuartas partes de U2, que en realidad son U2 en sí mismo. Porque no dejan de ser composiciones para una obra teatral pero con detalles muy buenos que confirman que para volver a grabar un gran álbum, lo único que tienen que hacer Bono y The Edge es relajarse y dejar de pensar en un nombre grupal que es una losa. Así volverían a ser vanguardistas o al menos excitantes.

En las canciones de “Spiderman: Turn off the dark” se vuelven a escuchar fraseos épicos de The Edge, también su vertiente más ácida, se vuelve a disfrutar de un Bono que compone melodías que a veces suenan a rock sesentero y otras a los Pet Shop Boys más descarados. La inspiración sigue de su lado pero U2 no deja de ser eso, un enorme nombre que no permite maniobrar y que quizá deberían empezar a relajar. El gran momento de brillantez de los irlandeses (o uno de ellos para no derivar el debate) fue “Achtung baby”, un álbum con el que decidieron obviar al público y romper con su pasado reinventándose como una formación nueva. En la banda sonora de “Spiderman: Turn off the dark” (sí, está editada en cedé y producida ni más ni menos que por Steve Lillywhite) hay mucho de una reinvención que podría llevarles hacia un nuevo gran disco. Uno como no entregan desde hace años.

Anterior entrega de Corriente alterna: La deseable integral de Duncan Dhu.

Artículos relacionados