Corriente alterna: La música y la rapidez del tiempo

Autor:

corriente-alterna-08-12-13

«El ritmo de vida es cada vez más y más rápido, y ni siquiera los que estamos acostumbrados a disfrutar los discos como piezas unitarias tenemos ya el mismo tiempo que teníamos antes»

 

En esta entrega de «Corriente alterna», Juanjo Ordás reflexiona sobre cómo escuchamos música en esta época de máxima rapidez y poco tiempo libre.

 

 

Una sección de JUANJO ORDÁS.

 

 

Muchas veces se comenta que los jóvenes ya no escuchan discos enteros, que solo les interesan singles o canciones sueltas, que no le dedican tiempo a la tarea de sumergirse en un álbum (permitidme utilizar el término para elepé o cedé). Sin embargo, ¿quién tiene tiempo hoy día? Nadie.

El ritmo de vida es cada vez más y más rápido, y ni siquiera los que estamos acostumbrados a disfrutar los discos como piezas unitarias tenemos ya el mismo tiempo que teníamos antes. No hablo de edades, sino del ser humano y de su apreciación y empleo del tiempo.

Cada vez se pueden hacer más cosas y a mayor velocidad. No es de extrañar el auge de las series frente al cine, un episodio te ofrece comienzo, nudo y desenlace en cuarenta y cinco minutos de satisfacción e incluso te permite continuar con otro más si el reloj lo permite, se ajusta con más facilidad al ritmo de vida actual que un film de dos horas. Y ambas opciones son válidas, por supuesto, pero respecto al presente es el formato serie el que mejor se inserta en las vidas de las personas. Los discos juegan en otra liga pero su adaptación es similar, muchos grupos prefieren lanzar sencillos digitales o epés que les permitan mantenerse en la actualidad antes que trabajar un álbum. Y son conceptos adecuados todos.

No hay que desdeñar un single por ser el único material nuevo de un artista siempre que lo que ofrezca sea bueno, igual que no hay que desdeñar una serie televisiva respecto a una película, porque en ambos casos hay calidad, de hecho muchas series superan de largo a muchos films estrenados en el mismo año. ¿Lo mejor? Disfrutarlo todo. Sí, el futuro ya está aquí, pero el pasado también está muy bien.

Anterior entrega de Corriente alterna: El directo de Duncan Dhu debe perdurar en disco.

Artículos relacionados