Cooper: Su universo en imágenes

Autor:

“Es fantástico que Àlex Diez apostara por grabar un clip de cada canción. Y hete aquí que descubrimos una gran diferencia entre ‘oír’ y ‘ver’ un disco”

Cooper reúne en el doble deuvedé los clips que ilustraron su disco “Mi universo” junto con un imprescindible documental gestado “desde la cocina”, del proceso de grabación en Londres, en los estudios Konk.

 

 

Texto: ÀLEX ORÓ.

 

 

Es, quizás, el más anglófilo de los músicos españoles. Alejandro Diez Garín, el alma de Cooper, siempre ha tenido a la Gran Bretaña en el punto de mira de su catalejo musical. No en vano, es uno de los representantes más respetados del movimiento mod en España, aunque su propuesta sonora actual esté más cerca del pop que del revivalismo modernista que representaron Los Flechazos, su anterior banda.

En Gran Bretaña es muy habitual que los artistas alarguen la vida comercial de sus discos con extensiones de su trabajo en formato, por ejemplo, de deuvedé-libro. Paul Weller, sin ir más lejos, suele editar productos similares de sus álbumes. En España, hay muy pocos creadores que hayan apostado por este tipo de formato. Ahora, Cooper nos propone revisitar “Mi universo”, su elepé de 2011 grabado en los estudios Konk de Londres, propiedad de Ray Davies (The Kinks), y producido por José María Rosillo: bajo el título de “A propósito de mi universo” (editado por Elefant), Alejandro Díez nos ofrece un doble deuvedé y un libreto de cincuenta y dos páginas y más de ciento treinta imágenes que permiten destripar la gestación del proyecto más ambicioso del músico leonés. El primer deuvedé reúne los diez vídeos, de las diez canciones que integran el álbum. Estos vídeos protagonizaron en su día, la gira virtual de presentación del disco en internet. Durante diez días, diferentes portales entre los que estaba EFE EME, colgaron alguno de los clips, de austera producción pero de resultado realmente efectivo.

Para los que en su día, optaron por hacer caso omiso a “Mi universo”, les recordaremos algunos de los detalles que este mismo cronista escribió sobre el mejor disco de Cooper. Decíamos, y mantenemos, que “Mi universo” es un elepé sin canciones de relleno, un trabajo compacto en que no hay temas que sobresalgan muy por encima de los otros. Cualquiera de ellas hubiera podido ser la cara A de un single y por ello es fantástico que Diez Garín apostara por grabar un clip de cada una. Y hete aquí que descubrimos una gran diferencia entre “oír” y “ver” un disco. Si desde el punto de vista sonoro en el 2011 nos encantó la canción que daba título al disco y la proclamábamos nuestra favorita, desde el visual las cosas se “ven” de otra manera. El campestre lenguaje visual de ‘Arizona’ –último single del grupo– contrasta con el acertado uso de imágenes antiguas en ‘Saltos de esquí’. ‘En la basura’, con toda la banda haciendo playback en un callejón británico y ¡ojo!, Alejandro sin guitarra, se convierte en el tema más gamberro del disco. La mayoría de vídeos utilizan imágenes de las sesiones en Konk como recurso, una buena solución a nivel de producción pero que, además, dan una agradable sensación de continuidad entre todos los clips. Forman un todo visual y sonoro. Este primer deuvedé se completa con el anuncio del “Internet Tour” y una selección de las mejores imágenes de la excursión en globo que Cooper regaló a uno de sus fans.

“Cada mañana, durante los diez días que duró la grabación, Diez comparte con Marigorta sus sensaciones, sus temores y confiesa algunas cosas sobre los textos de la canciones que pueden llegar a sorprender a sus seguidores”

EN LA COCINA DE KONK

El segundo deuvedé también tiene miga. Aparentemente, debería ser un hueso más duro de roer ya que casi todo el metraje está dedicado al documental “El regalo”, de Juan Marigorta, autor también de los vídeos. “El regalo” no es más –ni menos– que el “making of” de “Mi universo”. Desde la partida del grupo hacia Londres, la cámara de Marigorta sigue todo el proceso de creación del elepé, un disco que debía convertirse en el mejor de la trayectoria de Cooper. En los ochenta minutos de duración de la película, el realizador nos muestra con finura la encantadora decadencia inglesa de Konk, con sus paredes de madera, sus moquetas, alfombras y toda suerte de cachivaches analógicos para grabar un disco. El productor José María Rosillo confiesa antes de iniciar las sesiones que quiere llevar a Alejandro Diez por otros territorios sonoros, aunque sabe que se va a encontrar con cierta “oposición”.

Cada mañana, durante los diez días que duró la grabación, Diez comparte con Marigorta sus sensaciones, sus temores y confiesa algunas cosas sobre los textos de la canciones que pueden llegar a sorprender a sus seguidores. El ritmo de “El regalo” no es trepidante, no es un videoclip, pero tiene su ritmo, algo más sosegado pero imprescindible para un producto de estas características. Para que nos entendamos: no es lo mismo hervir el agua para el té en un microndas que en la cocina. El resultado puede ser el mismo pero en el segundo caso el proceso habrá sido más lento y también más lógico. Al final, todos los participantes en la grabación salen satisfechos de la experiencia y con la seguridad de haber grabado el mejor disco de la historia de Cooper. ¡Vaya!, les he contado el final. Este segundo deuvedé se completa con imágenes de un par de conciertos de la banda en Cambridge y Camden Town (Londres).

En estos momentos Alejandro Diez se está recuperando de una aparatosa caída de su Lambretta (es lo que tiene seguir la estética mod) y por ello dedicará parte del 2013 a nuevos proyectos para Chelsea Ediciones y a componer nuevas canciones, aunque, de momento, ya hay anunciados conciertos en Madrid, San Sebastián, Valencia, Palma de Mallorca, Cáceres, Gijón y La Coruña.

Artículos relacionados