Cine: “The salvation”, de Kristian Levring

Autor:

“Aunque ‘The salvation’ no aporte demasiado a nivel narrativo, al menos sí exhibe cierto músculo visual y pequeños hallazgos que dotan al conjunto de un nivel más que aceptable”

the-salvation-13-12-15-a

“The salvation”
Kristian Levring, 2014

 

 

Texto: HÉCTOR GÓMEZ.

 

 

Cuando hace unas semanas, en esta misma revista, hablábamos de una película como “Slow West” (John Maclean, 2015), hacíamos referencia al hecho de que hoy en día el western corre el riesgo de ser catalogado como un género demodé al que el gran público le da la espalda pese a ser uno de los géneros canónicos del cine estadounidense. Pero visto lo visto en los últimos tiempos, nada más lejos de la realidad. No solo porque en EE.UU. siguen haciéndose buenos westerns de hechuras clásicas, como ese “Deuda de honor” (“The homesman”, Tommy Lee Jones, 2014) que tanto debe a John Ford, sino también porque directores ajenos a la industria de Hollywood se atreven a indagar en un género tan sustancialmente americano.

Era el caso del escocés John Maclean en Slow West, y lo es también del danés Kristian Levring en “The Salvation” (2014), donde además aparecen como protagonistas aquellos que suelen ser mencionados en una nota al pie o directamente olvidados en las narraciones sobre el Salvaje Oeste: los inmigrantes del norte de Europa que llegaron al Nuevo Mundo huyendo de la guerra y el hambre, y que contribuyeron a configurar ese crisol de culturas y nacionalidades que es Estados Unidos. En “The salvation”, lo que debía ser un feliz reencuentro familiar de un hombre con su mujer y su hijo se ve pronto truncado por la barbarie y la sinrazón de un “wild wild west” sin ninguna regla. A partir de ese momento, la película encadena las situaciones propias de una historia de rape and revenge, cada vez más desesperadas a medida que van apareciendo implicaciones entre víctimas y verdugos.

Por eso, aunque “The salvation” recorra un camino una y mil veces transitado, aunque el tema de la venganza lo hayamos visto tantas veces, no por ello debe pasarse por alto a la ligera. Ya sea por lo espectacular de la fotografía (la escena nocturna que abre el film es particularmente brillante en lo visual) o por pequeños detalles del guion que nos sitúan la película en unas coordenadas intermedias entre “Solo ante el peligro” (“High noon”, Fred Zinnemann, 1952) y algunos de los westerns menos conocidos de Clint Eastwood como podría ser “Infierno de cobardes” (“High plains drifter”, 1973). O también por lo curioso aunque extrañamente bien empastado del casting, que incluye a Mads Mikkelsen, Jeffrey Dean Morgan, Jonathan Pryce, Eva Green (magnífica en un papel complicado) y hasta el exfutbolista Eric Cantona, inexplicablemente destacado en los créditos del film aunque su papel se reduzca al de matón plano y estereotipado.

Así pues, aunque “The salvation” no aporte demasiado a nivel narrativo, al menos sí exhibe cierto músculo visual y pequeños hallazgos que dotan al conjunto de un nivel más que aceptable. Y de paso, vuelve a demostrar que el western no es un género obsoleto y que todavía puede ser investigado y recorrido por cineastas de los dos lados del Atlántico.

 

 

 

Anterior crítica de cine: “El puente de los espías”, de Steven Spielberg.

 

 

Artículos relacionados