Cine: “Las chicas de la sexta planta”, de Philippe Le Guay

Autor:

“Lo que en un día sirvió para esconder las consecuencias de las miserias y piojos de un régimen fascista se nos presenta hoy como una comedia trasnochada y carcunda”

“Las chicas de la sexta planta”
(“Les femmes du 6ème étage”, Philippe Le Guay, 2010)

 

 

Texto: CÉSAR USTARROZ.
 

 

El landismo, ese fenómeno carpetovetónico por excelencia, ese arte, ese porte que suda el español por los cuatro sobacos cuando se trata de dar un muletazo a sus desventuras y estrecheces solo lo brinda con salero y aplomo torero el maestro Paco Martínez Soria. Ni Landa, ni Pajares, ni Esteso, Paco solo hay uno, aragonés de arriba abajo.

Desde una mirada castizamente indulgente, ¿quiénes somos nosotros para reprender un movimiento cinematográfico que ha hecho pasar tan buenos ratos al tendido? ¡Pero si todavía hoy se disfruta con un cine de barrio en el que tan fidedignamente se retrata esa incultura de lo popular con la que se sienten justamente identificados tantos y tantos aficionados!

Pasarán más de mil años, vendrán los romanos, los musulmanes, las suecas o los americanos, pero no, aquí no nos corta la coleta ni Risto (Mejide) ni la “Mondo Brutto”. Por más que se destilen modernismos y nos depilemos el entrecejo, el vino que nunca se pasa de moda es el Jumilla en Tetra Break. Porque solo con un buen trago de tintorro peleón pasa el torrezno rancio que nos propone Philippe Le Guay (sí, que se llama así) con “Las chicas de la sexta planta”. ¡Lo que faltaba por ver! Que los franceses, con lo mansos y poco apasionados que son (para corroborarlo Jean-Louis Joubert, interpretado por Fabrice Luchini), se apropien de nuestra imaginería para desdibujar un periodo de nuestra historia entrañablemente genuino para algunos (e inexistente para otros).

Todos sabemos que la realidad del emigrante es otra. Lo que en un día sirvió para esconder las consecuencias de las miserias y piojos de un régimen fascista se nos presenta hoy como una comedia trasnochada y carcunda; una película que nos deja donde estábamos hace más de cuarenta años. Sin embargo no se aprecia inquina en “Las chicas de la sexta planta”, sino la voluntad de echar un capotazo a los vecinos de al lado para ayudar a superar la crisis con humor y dignidad, recordándonos nuestro repertorio de chirigotas a base de estereotipos para que se nos levante el ánimo.

Jean-Louis Joubert, hombre de fortuna, en seguida se encapricha de María González (Natalia Verbeke), emigrante española que huye de la deshonra. El señor Joubert también huye, pero del desencanto que le produce la abundancia en la que nada y la abulia conyugal por la que torpemente anda. Solo así se conocen dos mundos que viven en la misma escalera, espacio en el que se hospeda toda esta “fondue” a la española que derrite las vergüenzas del buen gusto. En el mismo edificio conviven la comunidad de impetuosas ibéricas con la esperanza de ganarse unos francos o bien escapar del franquismo en una vulgar personificación de la España vencida (Carmen, encarnada por Lola Dueñas). Todos revueltos pero cada uno en su casa.

La comedia siempre se beneficia de la argamasa de elementos que se confunden en espacios cerrados, siempre tan oportunos para alojar situaciones hilarantes con encontronazos fortuitos y aglomeración de personajes en disparatadas situaciones. Desde los Hermanos Marx (“Una noche en la ópera”, “A night at the opera”, 1935) a Álex de la Iglesia (“La comunidad”, 2000), pasando por Ferreri (“El pisito”, 1959) y Berlanga (“Plácido”, 1961), el plano general ha servido para dar cabida a la comedia de la vida. ¡Qué emotivos consejos da Joubert a sus nuevas amigas cuando les anima a invertir sus cuatro perras en la bolsa! Para partirse el culo. Vaya mala leche que tienes, Philippe. Solamente con esta incendiaria escena bastaría para cerrar la embajada en París.

En fin, la división de opiniones quizá lleve a cuatro gatos a las salas. Yo recomendaría esperar a su estreno al son de Pablo Sebastián por la caja tonta.

Anterior entrega de cine: “La sombra de los otros”

Artículos relacionados