Veinte años de Amaral, en diez joyas escondidas

Autor:

amaral-12-06-18

Este año se cumplen veinte del debut homónimo de Amaral. Para celebrarlo, le pedimos a Javier Escorzo que recorra su discografía y se detenga en los temas menos conocidos, para descubrir diamantes en bruto que no llegaron a sonar en las radiofórmulas.

 

Selección y texto: JAVIER ESCORZO.

 

La discografía de Amaral está repleta de éxitos y canciones archiconocidas por todos. A continuación vamos a intentar recorrer su historia por carreteras secundarias y menos transitadas, deteniéndonos en otras canciones que quizás no sean tan populares, pero que dicen mucho de sus autores, de su manera de componer y de entender la música.

 

1. ‘1997’ (“Amaral”, Virgin, 1998).

En 1998 se publicaba el primer disco de Amaral, un dúo por entonces absolutamente desconocido que en pocos años se situaría en cabeza del pop rock nacional. En aquel momento su debut no causó demasiada repercusión, aunque contenía canciones de tanta calidad como ‘1977’, que habla del año en que Allen Ginsberg murió. Eva y Juan citaban a uno de los poetas más importantes de la generación beat, que tanto influyó en la cultura clásica del rock and roll (junto a otros artistas como Jack Kerouac o William Burroughs, por ejemplo). En los coros de la canción estaba Fernando Alfaro (Surfin’ Bichos, Chucho), a quien habían conocido en sus primeros conciertos por los garitos de Madrid. Años más tarde, los maños le devolverían el favor al hacer una versión de ‘Gente abollada’ para un disco homenaje a Surfin’ Bichos.

 

 

 

2. ‘Nada de nada’ (“Una pequeña parte del mundo”, Virgin, 2000).

Al igual que muchos grupos de los noventa, los componentes de Amaral estaban muy al tanto de las últimas tendencias de la música internacional. Sin embargo, y a diferencia de sus contemporáneos, ellos también conocían y reivindicaban el pop rock nacional, tanto el más reciente, a cargo de los grandes grupos de los ochenta, como el facturado en las décadas anteriores. A fin de cuentas, la buena música no conoce fronteras y, con la misma naturalidad con la que en directo hacían versiones de Patti Smith o The Doors, en su segundo disco incluyeron una fantástica recreación de ‘Nada de nada’, el clásico de Cecilia (incluido originalmente en su cuarto álbum, “Amor de medianoche”, de 1975).

 

 

3. ‘En solo un segundo’ (“Estrella de mar”, Virgin, 2002).

Lo de Amaral empezaba a ser un secreto a voces. Su segundo álbum, sin suponer un salto brusco de popularidad, siguió una línea ascendente firma y clara, cimentada en la calidad de sus canciones y en la fuerza imparable de sus directos. Sin embargo, ni los más optimistas pudieron prever lo que iba a suceder con “Estrella de mar”, su tercer trabajo, que situó al grupo en el ojo del huracán. El disco contenía un puñado de singles apabullantes, pero las canciones que no sonaron en las radios mantenían el nivel de excelencia. Es el caso de ‘En solo un segundo’, el tema que cerraba la colección, un derroche de producción con distintos ambientes: electrónica, cuerdas, partes acústicas, distorsión…. Como dijeron en una entrevista de la época, escuchando solo la música de esa canción, parecía la banda sonora de una película.

 

 

4. ‘Esta madrugada’ (“Pájaros en la cabeza”, EMI, 2005).

Tras el bombazo de “Estrella de mar”, todo el mundo estaba esperando el próximo disco de Amaral. Eva y Juan supieron sacudirse la presión y entregaron “Pájaros en la cabeza”, el disco que les confirmaría como uno de los grupos nacionales más importantes de los últimos lustros. Además de un nuevo rosario de hits (‘El universo sobre mí’, ‘Días de verano’, ‘Marta, Sebas, Guille y los demás’…), el álbum contenía pequeñas gemas como ‘Esta madrugada’, inspirada por el cruel atentado del 11 de Marzo en el metro de Madrid, ‘Enamorada’, grabada con orquesta (Eva confesó que lloró cuando se vio en el estudio con todos aquellos músicos), o ‘No soy como tú’, en la que colaboraban con el flamenco más rockero e iconoclasta de todos los tiempos: Enrique Morente.

 

 

5. ‘Escapar’, con Moby (single de Moby, Mute, 2006).

En 2006, Richard Melville Hall, conocido artísticamente como Moby, había grabado una versión en francés de su canción ‘Slipping away’, a dúo con Mylène Farmer, la estrella femenina más rutilante del país galo (solo allí ha vendido más de treinta millones de discos). Meses más tarde grabó una nueva versión del tema, esta vez en castellano (‘Escapar’), junto a Eva. El músico estadounidense, que ha colaborado con artistas de la talla de David Bowie, Michael Jackson o Metallica, se declaró fan de Amaral, cuya música conoció durante una de sus giras en nuestro país.

 

 

6. ‘Biarritz’ (“Gato negro, dragón rojo”, Virgin/EMI, 2008).

Antes de formar Amaral, Eva y Juan tocaban en distintos grupos de Zaragoza. Se conocieron en un estudio de grabación y el guitarrista quedó prendado de la voz de la cantante (le pareció “como Nick Cave, pero en chica”, según declaró posteriormente). En “Gato negro, dragón rojo” rescataron ‘Biarritz’, que originalmente había grabado Juan en una de sus antiguas bandas, Días de vino y rosas. La canción desprendía melancolía por sus cuatro costados, con esa armónica de Eva y una letra evocadora que hablaba de la añoranza, del alejamiento (y, según algunas interpretaciones, del suicidio).

 

 

7. ‘Si está bien’ (“Granada”, EFE EME, 2009).

En 2009 demostraron ser un grupo generoso y quiso celebrar el décimo aniversario de esta revista grabando un epé para la ocasión (otros artistas como Loquillo o Manolo Tarancón también se sumaron a la iniciativa). Juan y Eva grabaron cuatro canciones de grupos granadinos: ’En tus ojos’, de 091, ‘Universal’, de Lagartija Nick, ‘Luces de neón’, de Lori Meyers y ‘Si está bien’, de Los Planetas. Una vez más, los maños aprovecharon su posición privilegiada para homenajear y dar visibilidad a otros artistas nacionales a los que admiraban, cosa que les honra. Como no podía ser de otra manera, el epé se tituló “Granada”. No lo busquen en ninguna tienda; no llegó a editarse en formato físico: podía descargarse de manera gratuita desde la web de EFE EME.

 

 

8. ‘Olvido’ (“Hacia lo salvaje”, Discos Antártida, 2011).

Una de las mayores virtudes de Amaral, aparte de la potente voz de Eva o el talento innato que ambos poseen para construir melodías, es la sinceridad que desprenden sus letras. En “Pájaros en la cabeza” incluyeron ‘En el río’, en cuya letra Eva mezclaba recuerdos de su infancia con pinceladas ecologistas y descarnados recuerdos de su padre, que había fallecido. En “Hacia lo salvaje” estaba ‘Olvido’, dedicada a la memoria de su madre, que falleció poco antes de que el grupo entrase a grabar su anterior disco (“Gato negro, dragón rojo”).

 


 

9. ‘Ratonera’ (2014).

En 2014 el ambiente político en España estaba ciertamente caldeado, con una sensación de hartazgo bastante generalizada. Era tal el hastío que algunos artistas que no acostumbraban a introducir cuestiones políticas o sociales en sus composiciones, comenzaron a hacerlo. Fue el caso de Bunbury (‘Despierta’), Vetusta Morla (‘Golpe maestro’) o, más decididamente, Nacho Vegas (‘Actores poco memorables’, ‘Cómo hacer crack’…). Amaral tampoco escapó a esa ola de indignación cuando publicaron (digitalmente) ‘Ratonera’, una canción visceral con letra y vídeo verdaderamente explícitos.

 

 

10. ‘Cazador’ (“Nocturnal”, Discos Antártida, 2015).

En 2015 se editó la primera versión de “Nocturnal”, el último disco de Amaral hasta la fecha. Dos años después llegaría la segunda versión, “Nocturnal Solar Sessions”, que incluía el mismo repertorio, pero interpretadas de manera diferente. Entre todas las canciones destacaba ‘Cazador’, que en el disco original lucía unos imponentes arreglos electrónicos, ideales para envolver una letra que utilizaba la caza como metáfora de los flirteos y las relaciones nocturnas.

 

 

Bonus track: ‘Media Verónica’ (“Mujer”, 2001).

El dúo ha mostrado su respeto por muchos compañeros de oficio, ya sea en sus entrevistas, en sus colaboraciones o en las versiones con las que sorprendían a su público. Jaime Urrutia, Iván Ferreiro, Los Secretos, José Ignacio Lapido, Bunbury, Deluxe, Los Coronas, Ariel Rot, Mikel Erentxun, Pereza, Love of Lesbian, Celtas Cortos, Loquillo, Fito… La lista es interminable. En 2001 participaron, junto a otras artistas femeninas, en un disco contra los malos tratos titulado “Mujer”. La canción que eligieron fue ‘Media Verónica’, uno de los innumerables himnos de Andrés Calamaro.

 

novedades-junio-18

Artículos relacionados