“The Kinks. Música, cultura y sociedad”, de Javier de Diego Romero

Autor:

LIBROS

“Una descripción exhaustiva, necesaria y preciosista sobre el contexto histórico, político, social y cultural que rodeó a los Kinks y que marcó los pasos de su historia”

 

libro-kinks-javier-de-diego-romero-13-02-18

Javier de Diego Romero
“The Kinks. Música, cultura y sociedad”
MILENIO

 

Texto: SARA MORALES.

 

La música y sus creadores han nacido para hacernos la vida más agradable a todos los demás, a los que escuchamos. A los que nos tenemos que conformar con nuestro asiento de espectadores mientras sus obras nos emocionan, nos sobresaltan, nos acompañan, nos agitan, nos retratan, nos ayudan a crecer como personas e incluso nos guían por uno u otro camino en nuestro paso por aquí.

Nos empeñamos en acercarnos a sus experiencias vitales, esas que se perfilan en cada una de sus canciones pero que, siendo el más bonito de los regalos y legados, se nos queda corto porque queremos más, necesitamos más. Traducimos sus letras, almacenamos recuerdos, coleccionamos objetos, leemos biografías y, con suerte, hasta se puede disfrutar de su presencia en algún directo, si es que el tiempo y el espacio se han puesto de acuerdo para hacernos coincidir en este mundo.

Esta pasión, esta admiración —convertidas en una especialización profesional— son las que han llevado a Javier de Diego Romero, colaborador de EFE EME y autor de este brillante recorrido músico-histórico, a agarrarnos fuerte de la mano para llevarnos de paseo por la inconmensurable historia de The Kinks, desde 1944 y el ambiente familiar en que nacieron los hermanos Davies (fundadores de la banda), hasta 1996, año en que se apagan las luces de la historia del grupo.

Ferviente estudioso y analista de la obra de los Kinks en sus múltiples acepciones y recovecos, Javier reconoce en Ray Davies a una persona querida. Le entendemos. Por eso, estas 416 páginas del viaje que nos propone, repasan concienzuda y detalladamente los orígenes de la banda de Muswell Hill, sus inicios, su alzamiento al estrellato, su amplia discografía, sus idas y venidas… pero entroncando siempre en el gran referente: él, Ray, el mayor de los hermanos. Ese tipo tímido, retraído, sensible y prolífico, con alma de outsider, que encabezó y definió una de las formaciones musicales fundamentales, no solo del imperio británico en plena ebullición cultural de este, sino del mundo entero hasta hoy.

 

The Kinks, una banda que dibuja realidad

Tras el emotivo, autobiográfico y personalísimo prólogo de Marc Ros (Sidonie), encargado de dar la bienvenida al lector, comienza a correr la ágil y minuciosa pluma de De Diego, que en una de sus primeras líneas afirma que “El catálogo de The Kinks constituye una guía elocuente de la Gran Bretaña de su tiempo”. Esta realidad, esta sentencia, no solo va a marcar la línea narrativa y estética del libro con una descripción exhaustiva, interesante, necesaria y preciosista del autor sobre el contexto histórico, político, social y cultural que rodeó a los Kinks en cada momento, sino que, en el ámbito conceptual, marcará los pasos de la propia historia. Desde el ambiente de posguerra en el que nacen los miembros del grupo y la trama familiar de los Davies, hasta los años noventa en que el auge mundial del britpop los vuelve a poner en primera línea de la actualidad estando prácticamente acabados como grupo, pasando por una adolescencia marcada por las art schools, la importancia de la moda en Inglaterra del beat boom, la british invasion, aquel 1968 de barricadas tras el verano del amor, la conversión del Reino Unido en un país sombrío a principios de los setenta, la desigualdad social en los ochenta o la importancia de la televisión en ambas décadas.

Un detenimiento objetivo que nos ayuda a situar al cuarteto en la realidad que los envolvió para dar vida a su extensa discografía, dotada de más de una veintena de álbumes de estudio, decenas de singles y varios discos de directo. Y es que, como bien recoge la obra, “Ray Davies es un soberbio observador y comentarista crítico de la sociedad de su país”, por lo que un libro que hable de él, de su banda y de su legado no podría pasar por alto la disección absoluta del escenario que lo rodeaba.

Especial hincapié merecen —por interesantes— la cantidad de páginas de lectura instructiva y apetecible dedicadas al Estados Unidos de 1965 cuando The Kinks desembarcan con su primera gira oficial al otro lado del charco, la eterna discordia de las clases sociales que se traía Ray a cuestas siempre del lado de la clase obrera, humilde y trabajadora, su relación con la contracultura, con el punk y la new wave, y, sobre todo, la dedicación íntima y milimétrica, canción a canción, de todos sus discos, con parada especial en los más emblemáticos y significativos para la banda y para la propia historia del rock.

Se agradece el detenimiento de Javier en la génesis, el backstage y los porqués de las legendarias ‘You really got me’, ‘Sunny afternoon’, ‘A well respected man’, ‘Waterloo sunset’, ‘Autumn almanac’, ‘Village green’ y ‘Lola’, entre otras canciones. También el flashback narrativo hacia las horas altas de la banda inglesa en su década dorada (la comprendida entre 1960 y 1970), pero también el recuerdo de las más bajas atestadas de enfrentamientos internos por la eterna rivalidad fraternal, las despedidas de miembros del grupo, los fracasos comerciales, los divorcios con sus mujeres, la muerte de familiares, las drogas, las paranoias mentales o las giras malditas.

Todo ello salpicado de datos biográficos curiosos sobre la vida personal de Ray y su hermano Dave, declaraciones de los protagonistas extraídas de las revistas y sus propias autobiografías, y anécdotas que convierten este viaje literario en toda una experiencia de destellos simpáticos y curiosos. En estas páginas se encuentra la explicación a la emblemática separación de los dientes delanteros de Ray, un repaso al fanatismo de los hermanos por el fútbol, y en concreto por el Arsenal, que les llevó a llegar tarde a un concierto; una historia que recuerda cuando una fan intentó estrangular a Ray; la famosa y desastrosa noche que The Kinks protagonizan en Cardiff; el catastrófico concierto en España el 13 de junio de 1966; el leñazo que se dio Ray en el escenario del Philarmonic Hall de Nueva York y cómo supo sacar partido a aquello o el pseudo litigio con Massiel y su ganadora canción de Eurovisión por plagio.

“The Kinks. Música, cultura y sociedad” (editorial Milenio, 2017) contiene seis bloques temporales y un epílogo para recrear, a través de las letras y el papel, la historia de una banda que hizo historia. Con composiciones para todos los oídos sobre la familia, la confrontación entre el individuo y la colectividad, el amor y el sexo, el paso del tiempo, la inocencia, la corrupción y la tecnificación de la sociedad, con sonidos de rythm and blues, country, jazz, folk, pop y rock, que vinieron del particular music hall que los hermanos Davies vivieron en su casa de pequeños y le regalaron al mundo convertido en canciones imperecederas.

 

 

Anterior crítica de libros: “Little Niño descubre… a los Beatles”, de Dani Llabrés y Jaime Pantoja.

 

efe-eme-febrero-17

 

Artículos relacionados