Televisión: ¿Qué fue de Jorge Sanz?, entre la ficción y la realidad

Autor:

“El bastión de la serie es la sinceridad que desprende en todos y cada uno de sus capítulos, tocando –entre otros muchos temas– las dificultades que actualmente se dan en el mundo de la interpretación en España, siempre con un toque de ironía”

“¿Qué fue de Jorge Sanz?”
David Trueba y Jorge Sanz
CANAL +


Texto: SONIA MOLINA.


El actor, director y guionista David Trueba, une su talento al de su coetáneo, el intérprete Jorge Sanz, para dar forma a la primera serie de ficción creada por Canal +. Compuesta por tan solo seis episodios de la más diversa calidad, se centra en la vida ¿real? de este último, un proyecto que toma forma debido a la situación actual del actor, cuyo status ha variado drásticamente, habiendo pasado de ser una estrella que llenaba salas solamente con su nombre a ser uno más.

Lo cierto es que su origen y finalidad no podrían importar menos, tampoco qué datos son reales y cuáles pura ficción. El bastión de la serie es la sinceridad que desprende en todos y cada uno de sus capítulos, tocando –entre otros muchos temas– las dificultades que actualmente se dan en el mundo de la interpretación en España, siempre con un toque de ironía.

El protagonista no muestra temor al ridículo, involucrándose al cien por cien en las situaciones más inverosímiles que puedan acaecer, lo cual repercute en el nivel de veracidad de la serie, viéndose incrementado sobremanera. Sanz afronta uno de los mayores retos de su extensa carrera, interpretarse a sí mismo, y lo supera con maestría. No es tarea fácil, puesto que requiere no tomarse en serio, una faena que roza la utopía en el caso de sujetos cuyo principal sustento es su propia imagen. Y es que en dicho rol se enfrenta al, tan temido por algunos, “qué dirán”.

El punto fuerte del show reside en el humor, de hecho el único capítulo prescindible es el que cuenta con la mayor cantidad de escenas dramáticas. Hacer reír al espectador es una tarea harto difícil, mucho más que arrancar una lágrima apelando a trucos trillados. El combo formado por Trueba-Sanz es rematado por el buen hacer  del escudero del protagonista, un pletórico Eduardo Antuña (Amadeo) cuya importancia aumenta según se le conceden más minutos, siendo fundamental a la hora de conformar un dúo interpretativo explosivo e impredecible junto a Sanz.

Para complementar su armazón, el show cuenta con la colaboración de diversos actores (famosos o no) que ayudan a dotarlo de un plantel creíble que anima el ritmo. En ese sentido sobresale la intervención de un Antonio Resines cuya química con Sanz es perceptible en cada plano que comparten, basándose en su excelente relación personal, la cual influye claramente en la naturalidad de las escenas, algo extensible a todos los capítulos pero que con Resines alcanza su punto más alto.

Anterior entrega de televisión: “The walking dead”

Artículos relacionados