“Tarántula”, de Bob Dylan

Autor:

LIBROS

“Sirve para aproximarnos al Dylan que en esos años estaba facturando discos canónicos como ‘Bringing it all back home’, ‘Highway 61 revisited’ y ‘Blonde on blonde’”.

 

bob-dylan-tarantula-12-04-17

Bob Dylan
“Tarántula”
MALPASO

 

Texto: JUAN PUCHADES.

 

Digámoslo a las claras y rápido: el mito que rodea a “Tarántula” es infinitamente mayor que el valor de su contenido. Leyenda cimentada al redactarse en uno de los periodos dorados de la trayectoria de Bob Dylan, los años 1965 y 1966; también porque nunca estuvo claro si el original cobró vida espontáneamente o propiciado por un contrato meramente alimenticio rubricado (por Dylan o  por Albert Grossman, según la fuente, tampoco importa) sin tener una idea definida de si el autor podría dar forma al texto; porque las galeradas corregidas a mano por Dylan parece que (visto lo visto) podían resultar más interesantes (o reveladoras) que el contenido impreso; porque el original permaneció en un cajón sin editar pero vio la luz en una primera edición pirata impresa por una editorial marginal; y, por último, porque hubo quienes afirmaban comprender perfectamente lo escrito por Dylan y quienes aseguraban que “Tarántula” es, simplemente, incomprensible y no tiene el menor sentido.

Así que conviene ir por partes, difundida como la primera novela de Dylan (y la última), “Tarántula” no es una novela, tampoco ilegible, aunque no tenga excesivo sentido y para leerla el lector (sobre todo el de nuestro tiempo) deba poner bastante de su parte para penetrar en esta escritura influida por la generación beat, esencialmente por Ginsberg y Kerouac. Un texto que tiene mucho de ejercicio alucinado automático, en el que todo vale, y en el que Dylan esboza pequeños relatos inconexos, prácticamente surrealistas, de poética sucia y fugaz, adentrándose en un mundo sórdido y perverso, más literario que vital. Aunque, ciertamente, si te adentras en sus páginas puedes disfrutar de ciertos pasajes, no es lectura para quienes busquen literatura “fácil”. No, “Tarántula” no es eso, ni lo pretende, ni seguramente su autor supo muy bien qué era, pero sí sirve para aproximarnos al Dylan que en esos años estaba facturando discos canónicos como “Bringing it all back home”, “Highway 61 revisited” y “Blonde on blonde”, es decir, cuando electrifica su sonido y (asustado ante los acontecimientos y la dimensión alcanzada) renuncia a ser la voz de una generación, modificando para ello la escritura de las letras de las canciones, tornándolas más complejas y herméticas.

En España “Tarántula” vio la luz por primera vez en 1976, en la reveladora colección “Star Books”, que dirigía Juanjo Fernández como brazo literario de la revista “Star”, y fue todo un pequeño hito por aproximarnos de nuevas a semejante obra. La actual edición de Malpaso, bilingüe, recupera la traducción de Alberto Manzano de 2007 (para la quebrada editorial Global Rhythm), residiendo en esas dobles páginas inglés-español gran parte de su encanto, ya que nos permite apreciar cómo Dylan obviaba en el texto original las mayúsculas y los puntos (muy Kerouac), lo que no se ha respetado en la traducción, imaginamos que para facilitar la lectura y no ponérselo todavía más difícil al lector. Un libro que, si te interesa Dylan, hay que conocer.

—Puedes adquirir “Tarántula” en La Tienda de Efe Eme.

 

Anterior crítica de libros: “El motel del voyeur”, de Gay Talese.

sabina-news-3

Artículos relacionados