Operación rescate: “Lost in the ozone”, de Commander Cody and His Lost Planet Airmen

Autor:

“Se hace difícil quedarse con un disco del Comandante Cody, alter ego de George Frayne: su producción discográfica es espléndida”

commander-cody-10-05-14

Commander Cody and His Lost Planet Airmen
“Lost in the ozone”
PARAMOUNT RECORDS, 1971

 

Texto: EDUARDO IZQUIERDO.

 

Ando rebuscando entre mi colección de vinilos algo que ilumine mi día del trabajador. Una jornada que he destinado precisamente a lo contrario, claro, a no trabajar. Y no, no he ido a reivindicaciones, ni a manifestaciones, ni a nada parecido. Si van a llamarme insolidario pueden hacerlo. Pero mi forma de celebrar la citada fecha es hincharme a escuchar discos, ajeno al estrés del día a día. Encuentro el debut de Commander Cody and His Lost Planet Airmen y siento que es su momento. Los aficionados a la música ya saben cómo funciona esto. Esa chispa que se enciende y que te convence de que en ese tiempo, en ese lugar, no puedes poner ningún otro disco. Lo pincho y publico un mensaje en Twitter de esos que están tan de moda en estos momentos para que todo el mundo sepa qué ando escuchando. Solo segundos después recibo una respuesta del director de EFE EME con unas simples palabras: “Rescate ya”. Me cuadro, saludo y me pongo a su servicio. El disco lo merece.

Se hace difícil quedarse con un disco del Comandante Cody, alter ego de George Frayne. Su producción discográfica es espléndida incluso en los difíciles años ochenta y aunque discos como “Live from deep in the heart of Texas” (1974) o “Tales from the ozone” (1975) probablemente merecerían también ser objeto de este rescate, este “Perdido en el ozono” tiene el añadido de ser su disco de debut.

Publicado en 1971, el álbum es una delicia de principio a fin. Combinando versiones escogidas a la perfección como ’20 flight rock’ de Eddie Cochran o ‘Family Bible’ de Willie Nelson con canciones propias inigualables. Entre ellas encontramos temas del calado de ‘Back to Tennessee’ o ‘Seeds and stems again blues’ firmadas a medias por el principal equipo compositor del trabajo, el formado por Frayne y Billy C. Farlow. Aunque la canción que sonará en todas las emisoras de radio y que pondrá a la banda en circulación es otra versión: ‘Hot Rod Lincoln’. Escrita por Charlie Ryan y publicada originalmente en 1955, la canción es un homenaje a las carreras de coches. Cody y sus compinches modifican ligeramente el riff de guitarra e incorporan arreglos de la versión que el cantante de country Johnny Bond hizo en 1960 para convertir el tema en un éxito que se aupó hasta el puesto número 9 de la lista de Billboard y que en 2008 fue elegida como la mejor canción de la historia de Michigan, estado originario de Cody y sus últimos pilotos del planeta perdido. Con ella alzaron el vuelo.

 

Anterior entrega de Operación rescate: “Dust”, de Screaming Trees.

Artículos relacionados