Músicos en la sombra: John Parsons, el guitarrista del “Rock & Ríos”

Autor:

john-parsons-30-07-13-a

“En la gira de ‘Rock & Ríos’ lo más increíble eran las multitudes que nos mostraban tanto calor, y crearon un trozo de historia. Fue algo muy especial para mí y lo será para siempre”

 

De origen británico, John Parsons es historia del rock español: componente de la banda que grabó “Rock & Ríos”, ha tocado con Joaquín Sabina, Luz Casal, Juan Perro y decenas más. Huyendo de la crisis musical española, hace unos años que reside en Alemania. Arancha Moreno se ha puesto en contacto con él.

 

Una sección de ARANCHA MORENO.

 

Vivió una época gloriosa como guitarrista del “Rock & Ríos” y su multitudinaria gira española, allá por el 83, y durante años ha trabajado estrechamente con Miguel Ríos. El galés John Parsons se encargó de crear las músicas de la mayor parte del último disco del músico granadino, “60 mp3”, y entre un proyecto y otro no ha parado de trabajar con muchos de los grandes de este país: Joaquín Sabina, Luz Casal, Santiago Auserón (Juan Perro)… Su guitarra impregna muchos temas históricos del rock español, donde ha vivido sus años más felices. Desde hace siete años, este veterano guitarrista reside en Colonia (Alemania), donde forma parte de una famosa banda llamada Höhner. Desde su trinchera germana, sueña con regresar algún día a la España musical en la que se curtió hace tres décadas, donde trabajó en grabaciones importantes y dejó grandes amigos.

¿Cuál es tu recuerdo más primigenio vinculado a la música?
Dawn, mi hermana mayor trajo un single de los Beatles, creo que fue ‘Can’t buy me love’, y lo escuché una y otra vez hasta volver loca a toda mi familia.

Hay muchos chavales que sueñan con ser futbolista o músico, a ti también te pasó. ¿Cuándo decidiste cambiar a Pelé por Eric Clapton?
Jugaba casi todos los días al fútbol con mis amigos, pero después de descubrir la guitarra, me quedé enganchado a los once años. Fue gracias al profesor de música de mi nuevo colegio, que sacaba del armario flautas, tambores y guitarras, y nos dejó experimentar. Cogí una guitarra y toqué ‘Satisfaction’ de oído, y todos me miraban alucinando.

¿Cómo recuerdas tu formación en Leeds?
Mi profesor de guitarra le comentó a mi amigo Nick Webb, de Acoustic Alchemy, que “el Parsons tiene problemas para encontrar la nota ‘la’ en la primera cuerda cuando está leyendo partituras”, ¡y era verdad! Siempre que tuve que leer y tocar a la primera en las big bands lo pasé fatal. Pero el Leeds College of Music fue un sitio de encuentro fantástico, hice contactos con otros músicos que me cambiaron la vida totalmente, me llevó a Alemania y después a España. ¡Mi lectura sigue siendo pésima!

¿Cuándo, dónde y cómo se originó el proyecto She’s French?
Conocí a mi amigo Sergio Castillo, que en paz descanse, en el colegio de Leeds, y me invitó a tocar con She’s French, que ya existía con Jaimie West-Oram como guitarrista. Me mudé a la casa donde vivía la banda, ensayábamos todos las días después del colegio, en el salón. Fue un etapa muy creativa y formativa.

Después de estar en Leeds, pasaste en Colonia unos trece años. ¿Tocabas para bandas alemanas allí?
Fui a Alemania para unirme a Santiago, el grupo formado por Tato Gómez, Mario Argandoña y anteriormente el productor Carlos Narea. No conseguimos un contrato discográfico y poco después nos separamos. En Alemania con Tato, Mario, Serge Maillard y Paco Saval grabamos el LP “Walking the voodoo nights” para EMI, y después de disolverse Santiago, me dediqué a la grabaciones como guitarrista de estudio, como hice más adelante en España.

Con Acoustic Alchemy compusiste más de cincuenta temas, incluso llegaste a recibir dos nominaciones Grammy a la mejor canción. ¿Has compuesto música durante toda tu vida?
Empecé a componer a los diecisiete años, pero fue a partir de She’s French y Santiago cuando me lo tomé más en serio. Últimamente es lo que más me gusta, junto con tocar la guitarra. En España he compuesto música para Miguel Ríos, Luz Casal, Ana Belén o Pablo Abraira.

He leído que fue en Alemania donde grabaste el ‘Santa Lucía’ de Miguel Ríos. ¿Fue el primer contacto que tuviste con él?
No me acuerdo si fue en un disco antes de ‘Santa Lucía’ o ese disco. En 1980 hice mi primera gira con Miguel en España.

¿Qué recuerdas de la grabación y las giras del “Rock & Ríos”?
Lo más importante de esta grabación fue el encuentro con María, mi esposa. ¡Después del “boom” del concierto, hubo un “boom” otra vez! Qué noche más especial…

Aquel disco marcó la historia del rock español, y se recuerda esa gira con aires de mito, por las canciones, el despliegue, los grandes recintos… ¿Qué fue, para ti, lo mejor de aquellos directos?
La vida estando de gira, con tanta buena gente y tantos amigos, era fantástica. Descubrir España fue una constante revelación y un gustazo. Pero aún eran más increíbles las multitudes que nos mostraban tanto calor, y crearon un trozo de historia. Fue algo muy especial para mí y lo será para siempre.

Tiempo después has seguido trabajando con él, en el disco “60 mp3″, premio al Mejor Album de Rock en los Premios de la Música de 2004, del que compusiste unos diez temas, con letras de Luis García Montero. ¿Cuál fue el proceso de composición?
Una noche, en una fiesta en casa de Miguel, hablamos de hacer un disco de blues maduro y de raíces. Miguel pasaba más tiempo en Granada y yo en Madrid, y la única manera de coordinarlo todo era por internet. La primera idea de Miguel era hacer versiones de canciones de sus favoritos: Van Morrison, B.B. King… Él me los enseñaba, y me di cuenta de que podíamos hacer nuestras propias canciones de distintos tipos de blues: blues/rock, blues/funk, jazz/blues… Empecé a componer y grabar las maquetas en mi pequeño estudio y a enviarlas por mp3 a Miguel para su evaluación. Terminé grabándolo casi todo menos la batería, la voz de Miguel y algunos solos en casa, lo que me permitió más tiempo y poder hacer las cosas como pensaba. Los músicos y cantantes fueron fantásticos, y con la mezcla, Óscar Clavel consiguió que el disco sonara como si se hubiera grabado entero en un estudio de cinco estrellas.

¿Qué opinión te merece Miguel Ríos, como artista? ¿Y como persona?
Miguel es un gran artista. Me recuerda a algunos de mis grandes ídolos, como B.B. King. Aunque a veces se mueve por estilos lejanos, siempre se nota enseguida la voz de Miguel, o las notas de B.B. King. Son muestras de su gran identidad, quizá lo más difícil de conseguir para un músico o un cantante. ¡Y como persona es mejor todavía!

john-parsons-30-07-13-b

“Tengo muy buenos recuerdos de mis ocho o nueve años con Juan Perro, le considero uno de los artistas que más me han influido musical y personalmente, además es una gran persona. Con el Perro… ¡Nos reímos mucho!”

 

¿Cómo fue la etapa que compartiste con Luz Casal, como músico de su banda?
Con Luz disfruté mucho tocando música buena con una banda muy buena. A principios de los ochenta grabé una maqueta para Luz producida por mi amigo Carlos Narea y con la ayuda de los músicos de la banda de Miguel Ríos. Terminamos grabando su primer disco, con la misma formación en Madrid, y empezó la carrera de Luz Casal. En el 83, ella tocó con una banda formada con músicos alemanes, amigos míos, en la gira de “El rock de una noche de verano”, con Miguel Ríos y con Leño. ¡Qué pequeño es el mundo de la música! Luz ha evolucionado y se ha convertido en una de las artistas más internacionales y grandes de España, tiene un carisma muy especial en el escenario y una voz única. Tuve la suerte de ver esa evolución casi desde el principio.

Cuando Luz Casal comenzó a padecer cáncer, tú formabas parte de su banda, y tuvisteis que anular una gira por Francia, donde es muy querida. ¿Fue la última vez que trabajaste con Luz?
Sí, fue la última vez que trabajamos juntos, porque cuando Luz volvió a los escenarios, yo ya vivía en Alemania.

También has grabado guitarras a Sabina, Chavela, Juan Perro… ¿Siempre grabaciones puntuales, o con alguno has trabajado un poco más?
Un amigo me convenció de que debía hacer mi Myspace hace ocho o nueve años y por eso tuve que escribir una discografía de todos las artistas con los que he grabado. Eran más de ciento veinte artistas los que recordaba, y con como Miguel, Luz o Joaquín hice varios discos y muchas giras. Tengo muy buenos recuerdos de mis ocho o nueve años con Juan Perro también y le considero uno de los artistas que más me han influido musical y personalmente, además es una gran persona. Con el Perro… ¡Nos reímos mucho!

Hará cinco o seis años te marchaste de España a vivir a Colonia (Alemania). ¿Qué te empujó a dejar nuestro país?
Recibí una oferta de formar parte de una banda de Colonia que se llama Höhner. En mi época en Alemania, hice bastante grabaciones con Thomas Bruck, el productor actual de los Höhner. Cuando el guitarrista dejó la banda, Thomas me llamó. Al darme cuenta de que en los últimos dos años en España estuve viviendo de mis ahorros, decidí aceptar la oferta. La banda era bastante escéptica, y tuve que ir a Colonia para hacer una audición con otros cinco guitarristas. Tuve suerte y esa día los otros ¡eran peores que yo!

¿Qué tipo de música hacéis?
Es muy variada, tocamos algunas canciones en kölsch, el dialecto de Colonia, con bastante humor, y principalmente ¡“good time music”! Tengo bastante protagonismo y eso está bien. Hay mucho trabajo.

¿El panorama musical allí es más alentador que en España?
También se nota la crisis, y hay mucho menos trabajo de grabación que aquí hace veinticinco años. Pero la industria está más intacta, posiblemente porque aquí no hay la piratería que hay en España, y la música quizá es más respetada. Aun así, las ventas de discos han disminuido mucho ¡y los sueldos de los músicos también! Por suerte mi banda lleva cuarenta años funcionando y de momento sigue, pero a base de no parar, reinventándose y buscando nuevas puertas.

A pesar de llevar seis o siete años fuera, has dejado huella en España. Eres un músico muy respetado entre tus compañeros de profesión.
En España siempre me he sentido como en casa gracias al buen rollo de la gente y mis compañeros de profesión, y espero volver pronto con mi familia para vivir ahí. No fue nada fácil irnos a Alemania, pero a veces hay que saltar. En España tuve la suerte de tocar con grandes artistas y músicos en discos y eventos muy importantes, y quizá por eso la gente todavía habla de la banda de “Rock & Ríos”, por ejemplo. Siempre he intentado tocar o girar con gente que me inspira y donde creo poder aportar, disfrutar y mejorar como músico; a veces es un desastre económico, pero… Quiero agradecérselo a mis compañeros de todos modos, ¡y decirles que les debo una caña!

¿En este oficio hay que tener un don, o se llega igual de lejos siendo perseverante y luchador?
Este oficio ya no existe como yo lo viví, pero como ves por mi pequeña historia, todo fueron contactos y amistades que me llevaron a sitios distintos. Por supuesto tienes que prepararte musicalmente, eso no termina nunca, y estar dispuesto a saltar. Pronto te das cuenta de que acompañar o componer con alguien es una experiencia muy íntima y personal y requiere mucho tacto y respeto. ¡Es un poco como el matrimonio, pero sin tener una segunda oportunidad!

¿Es cierto que punteas la guitarra a todas horas, hasta viendo la tele?
¿Has hablado con mi mujer, María? Intento llevármela de vacaciones a la playa, y ella siempre dice que “solo podemos llevar un bolso de mano”, y mejor lleno de sus zapatos… “Ya has tocado bastante guitarra últimamente”, me dice, y tiene razón, pero es una guitarrita… Yo no lo hago, pero leí una vez que Hendrix tocaba siempre ¡y llevaba su guitarra al WC! Repito: yo no lo hago.

Tengo entendido que tienes varios temas propios guardados en algún cajón, pero que nunca te has animado a terminar de confeccionar tu propio disco en solitario. ¿Crees que se acerca el momento de hacerlo?  
Sí, veo que has hablado con María… Y la respuesta a tu pregunta es sí.

¿Cómo te gustaría que fuera el proyecto? Piezas instrumentales, canciones… Con banda, o más acústico…
Está ya con temas acústicos, temas eléctricos con banda y hasta ahora instrumental… ¡Me gustaría que fuera bueno!

Te fuiste justo al filo de esta crisis que asola el país. ¿Regresarás a trabajar a España?
Aquí tenemos TVE y vemos cada día las noticias. Es terrible. Para la música en España, la crisis empezó bastante antes, pero sé que desgraciadamente las cosas están ahora aún peor. Espero que España vuelva lo antes posible a ser como era, y si pudiera, regresaría mañana.

Anterior entrega de Músicos en la sombra: Luis Prado, los teclados de Señor Mostaza que acompañaron a Miguel Ríos y MClan.

Artículos relacionados