Melómanos: Maya Hansen, el look rebelde del femme-rock

Autor:

maya-hansen-21-10-15-a

“Hay un nexo transgresor entre la prenda del corsé, que no se adapta a los cánones que la moda sigue actualmente, y el rock. Ninguno sigue la pauta establecida”

 

Ha vestido a Alaska y la propia Lady Gaga ha requerido sus servicios en alguna ocasión, y le encantaría hacer lo mismo con Kim Gordon o Björk. Pero las conexiones musicales de esta diseñadora van mucho más allá, desde su grupo favorito, Tears for fears, hasta Depeche Mode, Moby o Radio Futura. Sara Morales charla con ella.

 

 

Texto: SARA MORALES.

 

 

Maya Hansen ha sabido devolverle al corsé la belleza que le fue arrebatada en el pasado. Apartó de él su imagen estricta y obsoleta para convertirlo en una prenda actual, sofisticada y detallista que, más allá de adaptarse a los nuevos tiempos, ha conseguido superarlos por su esencia rompedora. Looks que conservan el equilibrio perfecto entre realidad y fantasía; elegancia y provocación; atrevimiento y delicadeza con los que ha conquistado pasarelas como la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid y ganado premios como el Talent Intima del Salón Internacional de la Lencería de París.

De padre argentino y madre danesa, la diseñadora madrileña esconde en su imaginario todo un universo de formas, colores, cortes y tejidos a los que va dando vida desde su taller. Patrones con los que hacerle un guiño a la tradición y al costumbrismo a través de una aguja neo vanguardista que juega al descaro, pero con gusto y originalidad. Desde que comenzara su andadura en 2006, sus diseños han dado la vuelta al mundo conquistando no solo a estrellas internacionales, sino también a una mujer cosmopolita, urbana, decidida, fuerte, sexy e iconoclasta. Exactamente como es el rock; por cierto, una de sus inspiraciones. Ella nos lo cuenta.

 

La música y sus géneros están íntimamente relacionados con diferentes estéticas y formas de vestir. Como experta en moda y nuevas tendencias, ¿qué importancia tiene la música en la moda y viceversa?
Creo que la música es un factor fundamental que puede intervenir tanto en la puesta en escena del desfile de una colección, creando el ambiente adecuado para que la colección se muestre a la prensa y el público especializado en moda, como en el proceso creativo a modo de inspiración. Es muy importante escuchar la música adecuada durante el proceso creativo.

 

¿Qué música te inspira?
A veces necesito música suave para relajarme y otras veces necesito escuchar música tecno a todo volumen para hacer que el ritmo de trabajo aumente. Hay colecciones que tengo claro desde el principio qué música va a sonar en el desfile, como en el caso de “Skully tulum”, que sabía que iba a ser algo que evocara el inframundo de la cultura maya.

 

¿Hay algún género en concreto por el que suelas decantarte?
La música debe transmitir la idea o el concepto de la colección. La colección “Birth” estaba inspirada en el nacimiento de mi hijo Nuno, y quise transmitir el ambiente del nacimiento de un bebé, desde la llegada a urgencias con las primeras contracciones, hasta el nacimiento del propio bebé. La música que escogimos fue una mezcla de varios temas editados por mi amigo Marcelo Aquilio, a los que añadimos sonidos de ecografías, latidos de corazón de madre y bebé, rotura de aguas y lloro de bebé al final del desfile. En mi última colección de invierno, “Padded”, quería transmitir sensación de velocidad, pues las modelos tenían una clara estética motera y, además, quería que la música fuera de los 90′ y los años 2000, pues la colección se acercaba bastante a la estética de aquella época.

 

Tus diseños están centrados en la silueta femenina del corsé, ¿consideras que es una prenda especialmente rockera?
Hay un nexo transgresor entre la prenda del corsé, que no se adapta a los cánones que la moda sigue actualmente, y el rock. Ninguno sigue la pauta establecida.

 

¿Y a qué suenan los corsés de Maya Hansen?
Buena pregunta. Algunos a música clásica, otros a heavy metal… depende de cada colección. Hemos utilizado hasta cánticos mayas o Etta James en algunos de nuestros desfiles.

 

O sea, que alguna de tus colecciones ha estado inspirada en grupos de música.
Sí, claro, mi primera colección se titulaba “Heavy metal couture” y prácticamente todos los looks del desfile estaban inspirados en los grupos más conocidos de la escena heavy metal y hard rock, como The Kiss, AC/DC y Metallica. La verdad es que gustó muchísimo. Fue nuestro debut en el Ego de Cibeles, plataforma de impulso para jóvenes diseñadores, antes de comenzar nuestra andadura en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid.

 

¿Qué banda o artista musical ha significado algo especial para ti hasta el punto de que te influyan en tu trabajo?
Ha habido varios grupos que han marcado épocas en mi vida como The Cure, Nirvana o Sonic Youth, cada uno por motivos diferentes.

 

Estas son entonces tus bandas de referencia, esas que todo el mundo tiene…
Sí. Creo que soy bastante variada en gustos. Tears for Fears es mi grupo de toda la vida. También Depeche Mode, Sister of Mercy o Bauhaus por un lado, y Soundgarden, Pearl Jam por otro… pero también me gustan grupos como Elastica, Manic Street Preachers, Pulp o Moby, Chemical Brothers… mucha música de los 80s y 90s.

 

 

¿Y nacionales?
Héroes del Silencio, Alaska y los Pegamoides, Radio Futura, Tino Casal, Parálisis Permanente, Aviador Dro…

 

Vista la variedad, ¿con qué estilismo te identificas más: rock, sixtie, gótico, mod, grunge, indie…?
¡Buena pregunta! Creo que por mi edad ya he “pasado” un poco varias estéticas o modas a la hora de vestir que tienen que ver con la música, aunque quizá la que más perdura en el tiempo es la que da el toque oscuro a mi vestimenta, la conocida como gótica (aunque hoy en día ha cambiado bastante el significado) o dark. Tuvo bastante influencia también el movimiento grunge de los 90 con el que crecí, tanto a nivel musical como de iconos de la música del momento y estética más alternativa.

 

¿Qué crees que escucha la mujer que viste de Maya Hansen?
Bueno, en realidad es muy variado, supongo que el término más bien es inconformista. Una mujer amante de las cosas bien hechas. Cada vez son más las mujeres que aprecian la moda y conocen la moda española. No sé hasta dónde llega su sensibilidad por la música. Aunque también he vestido a diversas cantantes o artistas de la escena musical española.

 

Sí, por ejemplo a Alaska.
A Alaska la hemos vestido en varias ocasiones para fotografías en editoriales de moda, y siempre bajo la supervisión de un estilista, que es quien solicita nuestras prendas a nuestro gabinete de prensa. En una ocasión fue portada del suplemento dominical de un periódico de tirada nacional, con nuestro corsé con más de seis mil cristales de Svarovski, estaba espectacular.

 

Especialmente sonada y emocionante fue la vez en que Lady Gaga quiso vestir con uno de tus diseños. Cuéntanos cómo surgió aquello.
Un día nos llegó a la oficina un email que se titulaba “Lady Gaga by Maya Hansen”. Al principio nos pareció una broma, pero luego nos dimos cuenta que quien escribía el mail era la asistente de su entonces estilista y actual director creativo de Diesel, Niccola Formichetti. Necesitaban que les enviásemos unos cuantos diseños de nuestra colección “Reinas de España”. Recuerdo que muchos de esos diseños no estaban disponibles, pero les propuse varias alternativas, y al final tuvimos la suerte de que la cantante eligiera un fourreau estampado y uno de nuestros corsés para un programa de máxima audiencia en USA. Fue increíble.

 

maya-hansen-21-10-15-b

“Un día llegó a nuestra oficina un mail que se titulaba ‘Lady Gaga by Maya Hansen’. Necesitaban que les enviásemos unos cuantos diseños de nuestra colección ‘Reinas de España’. Al final tuvimos la suerte de que la cantante eligiera un fourreau estampado y uno de nuestros corsés para un programa de máxima audiencia en USA. Fue increíble”

 

¿A qué otra figura de la música te haría especial ilusión vestir?
A muchas. Sophie Ellis Bextor me encanta, me parece imponente. Kim Gordon, cantante de Sonic Youth, me gustó desde siempre, Björk le da especial relevancia al vestuario que utiliza en sus apariciones…y ahora me encanta Sia. Creo que cualquiera de nuestros looks de la colección “Birth” encajaría perfectamente en cualquiera de sus actuaciones.

 

¿Eres purista a la hora de clasificar una estética con un estilo de música? Quiero decir, la persona que lleva una camiseta de los Ramones es porque le gustan los Ramones y debería conocer su música, ¿o no tiene importancia para ti?
Mmmm, sí. Prefiero que la persona que lleva la camiseta conozca lo que lleva. Pero creo que me pasa con todo, quizá sea purista en ese sentido (risas).

 

En la música es especialmente susceptible el hecho de ver a los grandes almacenes de ropa y marcas de renombre lanzando camisetas de grupos como The Kiss, Metallica, David Bowie, Joy Division… ¿Qué opinas?
Bueno, es un hecho que se puede hacer negocio de prácticamente todo hoy en día; y cuando las marcas compran licencias tanto de Bob Esponja como Betty Boop o los derechos de explotación de las imágenes de los Kiss, en realidad sólo piensan en lo que “está de moda” o es tendencia en ese momento, sin mayor trascendencia. De repente se lleva lo deportivo y todas las marcas tienen su línea de camisetas para practicar deporte, forma parte de la industria de la moda. Las marcas pagan por explotar estas imágenes a cambio de sacarle partido… es negocio.

 

La línea de tus diseños guarda ciertas connotaciones retro y vintage. Si trasladamos esto a la música, la pregunta es obligatoria: ¿coleccionas vinilos?
No (risas). Me he movido con gente que sí era más fetichista al respecto, y era muy purista con el tema de los vinilos e incluso los cedés o ediciones limitadas, pero a mí me valía con tenerlo meramente ordenados en la estantería y que cuadrara la funda con lo que había dentro (risas).

 

¿Un grupo que te gustaría que siguiera en activo?
Me gustaría que Roland Orzabal volviera a España o hiciera algo nuevo.

 

Y ahora, tiremos de memoria: ¿cuál fue tu primer concierto?
Mecano, en Fuengirola, año 1991, gira “Ay Dalai”. Después le siguieron unos cuantos muy variados. ¿Uno para recordar? Aquel vestuario de la gira “Dangerous” de Michael Jackson en el 92, en el estadio Vicente Calderón, con salida en cohete incluida.

 

¿Y el último al que has ido?
Que yo haya elegido y haya disfrutado, hace dos años Dead Can Dance en el Circo Price, en el que me impresionó la increíble voz de Lisa Gerrard, y Extreme el año pasado en la sala la Riviera. Como ves, muy variados.

 

maya-hansen-21-10-15-c

“Vestiría a muchas cantantes. Sophie Ellis Bextor me encanta, me parece imponente. Kim Gordon, cantante de Sonic Youth, me gustó desde siempre, Björk le da especial relevancia al vestuario que utiliza en sus apariciones… y ahora me encanta Sia”

 

Veo que la música está totalmente integrada en tu vida.
Bastante. Mi padre es músico, profesor de guitarra y escucho las obras que toca desde que tengo uso de razón. También aprendí solfeo y algo de piano cuando era pequeña.

 

Te criaste en un ambiente melómano, entonces.
Sí, claro, la música clásica ha sido habitual en mi casa desde pequeña. Desde Mozart a Bach, pasando por Granados, Turina, Celibidache, siempre había música en casa. Y sigue habiéndola.

 

¿Recuerdas tu primer contacto con la música?
Era realmente muy pequeña, supongo que antes de hablar ya escuchaba música (mi hijo ahora no habla todavía y escucha todo tipo de música, claro), aunque lo que sí recuerdo especialmente es cuando ya empiezas a decidir tú que música escuchar.

 

¿Cuándo diste ese paso?
A los 10 u 11 años una amiga me regaló una cinta de Mecano, creo que fue mi primera casete.

 

¿Y la primera que compraste con tus ahorros?
Esa creo que fue de Roxette, allá por finales de los 80. Pero recuerdo haberme comprado casi toda la discografía de los Cure o Sonic Youth en cedé, en aquella mítica Madrid Rock de la calle Gran Vía que ya no existe.

 

¿Cuál es el último disco con el que te has hecho?
Uff, hace mucho tiempo. Suelo descargar la música, con la oferta tan variada que hay ahora…

 

No eres mucho de comprar originales, entonces.
Hace mucho que no compro discos. Las plataformas tipo Spotify o Soundcloud o los vídeos que puedo ver en canales como Youtube me parecen más que suficiente para escuchar o entender a cualquier artista. Si me gusta mucho algún grupo, voy a sus conciertos, pero los discos originales que tengo son cedés de grupos que “hay que tener sí o sí”.

 

¿Cuál es ese álbum al que siempre vuelves?
“Disintegration”, de The Cure y “Songs of the big chair”, de Tears for Fears.

 

 

¿Y tu canción?
Uff, es bastante difícil. ‘At Night’ de “Disintegration” me gusta mucho; Simon Gallup creo que tiene mucho que ver creando el ambiente envolvente de la canción.

 

Imagino que también aprecias la música en el cine. ¿Cuál es tu BSO preferida?
“Eduardo Manostijeras”. Danny Elfman. En el primer desfile que hice en la Semana de la Moda de Valencia, metimos algún tema con nuestra colección “Cupcakes around the World”, inspirada en las típicas cupcakes inglesas y las tartas, con nombres como ‘Cherry Blue corset’, o ‘Calippo’. Es una banda sonora que te trasporta a un lugar mágico, me parecía que era perfecta.

 

¿Guardas algún recuerdo especial en el que la música jugó un papel importante?
Cuando estaba embarazada me dio por escuchar The Doors. Recuerdo un viaje en barco a una isla, estando en Puerto Rico, en que me pusieron la canción de ‘Riders on the storm’ y no paró de darme patadas. Desde entonces, ¡cuando sonaba parecía que le gustaba!

 

¿Sueles acudir a festivales de música?
Frecuentaba. Me pase siete años seguidos yendo al WGT (Wave Gothic Treffen, en Leipzig, Alemania) con mi puestecito de ropa en el espacio Agra (el mercado). Cuando era más joven iba al Festimad. Pero últimamente me paso el día trabajando.

 

Para terminar, ¿qué está sonando ahora mismo en tu reproductor?
“Mellon collie and the infinite sadness”, el tercer album de The Smashing Pumpkins.

 

 

Anterior entrega de Melómanos: Sergi Arola, cocinando su primer disco.

Artículos relacionados