Lo que hay que tener: David Bowie

Autor:

“Un álbum imprescindible en cualquier colección. Pop centelleante, un placer intemporal”

David Bowie
“The rise and fall of Ziggy Stardust and The Spiders from Mars”
RCA, 1972

 

 

Una sección de LUIS LAPUENTE.

 

 

David Bowie está de vuelta, pero recodemos al glorioso icono del rock de los años setenta, el artista camaleónico que redefinió los términos del estrellato desde el punto de vista pop, el músico en estado de gracia que firmó canciones memorables y completó álbumes irrepetibles como “Hunky dory” (1971), “Station to station” (1976), “Low” (1977), “Heroes” (1977) o este “The rise and fall of Ziggy Stardust and The Spiders from Mars”, para muchos su obra maestra.

Recuperado en su momento en cedé de sonido impecable, “The rise and fall of Ziggy Stardust and The Spiders from Mars” suena como equivalente en su época del “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band”, un disco de vocación central en el firmamento pop de la década, resumen y cenit de la carrera de su autor, íntimo y épico, que puede escucharse en conjunto (la historia de Ziggy Stardust en once prodigiosos capítulos) o despiezarse en canciones a cual más inspirada y deslumbrante. El álbum que definió al personaje, arquetipo del nuevo “flower power” andrógino y encantador, pop lujurioso batido en una preciosa coctelera rock cuyos mejores ingrediente (Bowie aparte) se encuentran en la guitarra lúcida del gran Mick Ronson.

Uno de los mejores comienzos que recuerdo (‘Five years’), teñido de dramatismo vocal y vigor melódico; una de las más gloriosas estampas teatrales de los setenta (‘Starman’); una de las baladas más decadentes y tristes (‘Rock’n’roll suicide’); el rock and roll más stoniano sin Keith Richards (‘Sufragette city’) y el pop más bolaniano sin T Rex (‘Moonage daydream’).

Palabras mayores para un álbum imprescindible en cualquier colección. Pop centelleante, un placer intemporal.

 

 

 

 

 

Anterior entrega de Lo que hay que tener: The Allman Brothers Band.

 

Artículos relacionados