“Live in Cook County Jail”, de B.B. King

Autor:

OPERACIÓN RESCATE

b-b-king-09-04-16-a

“Basta el arranque de ‘Everyday I have the blues’ para darse cuenta que el rey del blues estaba en uno de esos días especiales en que la llama prendía”

 

Los presos no deben ser fáciles de conquistar, pero el rey del blues B.B. King decidió tocar para ellos en la cárcel del condado de Cook, en Chicago. Y no solo eso: grabó un disco en directo digno de escucha. Por Eduardo Izquierdo.

 

b-b-king-09-04-16-bb

 

B.B.King
“Live in Cook County Jail”
MCA, 1971

 

 

Texto: EDUARDO IZQUIERDO.

 

 

Son muchos los que consideran “Live at the Regal” (1965) el mejor disco en directo de los muchos publicados por B.B. King. Por otro lado también abundan los que consideran “At Folsom Prison” (1968) de Johnny Cash el mejor álbum nunca grabado en una prisión, pero ambos tienen un serio competir en sus respectivas categorías, y no es otro que “Live in Cook County Jail”, grabado el 10 de septiembre de 1970 en la prisión del condado de Cook, en Chicago.

 

 

Considerado por “Rolling Stone” uno de los 500 mejores discos de todos los tiempos, King se muestra en todo su esplendor y lo hace ante una audiencia difícil, tal y como se percibe al principio de la grabación. Aunque solo es necesario el arranque de ‘Everyday I have the blues’, original de Memphis Slim, para darse cuenta que el rey del blues estaba en uno de esos días especiales en que la llama prendía.

 

Le sigue ese ‘How blue can you get’ que Johnny Moore popularizaba en 1949 y King convertía en uno de sus grandes éxitos en 1964. Aquí suena rotunda, rockera, clásica. Pero lo mejor está por venir con el medley que integran ‘Three o’clock blues’, original de Lowell Fulson y el ‘Darlin’ you know I love you’ del propio King y, sobre todo, la que probablemente es la mejor interpretación nunca grabada del clásico ‘The thrill is gone’ escrita por Roy Hawkins y Rick Darnell en 1951, pero que B.B. incluía en su “Completely well” (1969) para convertirla en un auténtico hit.

 

 

En la grabación, registrada el 10 de septiembre de 1970, le acompañaron el bajista Wilbert Freeman, el baterista Sonny Freeman, John Browning a la trompeta, Louis Hubert y Booker Walker a los saxos y Ron Levy al piano.

¿Qué no tienen claro quién era el verdadero rey del blues? Busque, compare y si encuentra algo mejor, cómprelo.

 

 

 

Anterior entrega de Operación rescate: “Hermanos carnales”, de Surfin Bichos.

 

 

 

 

 

Artículos relacionados