“Live at Harlem Square Club” (1963), de Sam Cooke

Autor:

OPERACIÓN RESCATE



sam-cooke-27-08-16-b

“Contiene la versión definitiva de ‘Bring I ton home to me’, una de las grandes canciones de la historia del soul, con una introducción hablada espeluznante y un arranque casi punk. Soul en vena”

 

Para reivindicar al Sam Cooke cantante y compositor, entre otros motivos, Eduardo Izquierdo recupera “Live at Harlem Square Club”, una enérgica y cruda grabación del rey del soul que bien merece una escucha más.

 

Texto: EDUARDO IZQUIERDO.

 

sam-cooke-27-08-16-a

Sam Cooke
Live at Harlem Square Club 1963
RCA Records

 

Esta vez la cosa va a ser fácil. Me limitaré a darles diez razones por las que este disco en directo de Sam Cooke merece ser rescatado cada cierto tiempo (cuanto más a menudo, mejor para su salud). Luego, ya la cosa, corre de su cuenta.

1. Podría citar cada una de las nueve canciones del lanzamiento original, para empezar (en su reedición en 2000 se añadió un pequeño fragmento instrumental) pero miren, me voy a quedar con la introducción del speaker y la entrada de un Sam Cooke chulesco que prepara al público para una gran noche antes de arrancar a cantar una inicialmente deslavazada ‘Feel it’ insuperable como primera razón.

 

 

2. Porque tuvimos que esperar veintidós años para escucharlo, ya que fue grabado el 12 de enero de 1963 pero no se publicó hasta que RCA decidió hacerlo en junio de 1985.
3. Porque siempre está incluido en las listas de mejores discos en directo de la historia, a menudo en el primer puesto.
4. Porque el crítico de soul Bruce Eder aseguró, con buen criterio, que este directo era capaz de oscurecer los de James Brown en el Apollo y Jackie Wilson en el Copa Club.
5. Porque la banda suena cruda y ruda, huyendo de estereotipos pop. Grasa y sudor.

 

 

6. Porque está grabado en un club para negros del sur de Estados Unidos, concretamente en Miami.
7. Porque el saxo lo toca King Curtis. Sí, sí. King Curtis, uno de los mejores instrumentistas de la historia.
8. Porque solo está integrado por canciones compuestas por el propio Sam Cooke, demostrando que no solo era un cantante insuperable, sino también un magnífico compositor.
9. Porque contiene la versión definitiva de ‘Bring I ton home to me’, una de las grandes canciones de la historia del soul, con una introducción hablada espeluznante y un arranque casi punk. Soul en vena. ¿Qué me dicen de esas carcajadas? Actitud, y ¿se puede cantar mejor?

 

 

10. Porque puedes ponerlo una y otra vez y sus 38 minutos nunca, nunca, nunca se les harán largos sino que no podrán evitar pensar lo afortunadas que fueron aquellas decenas de personas que vivieron esa noche.

 

 

Anterior entrega de Operación rescate: “Auténtico” (1986), de Ciudad Jardín.

Artículos relacionados