Las canciones españolas que inspiró Marilyn Monroe

Autor:

Marilyn-Monroe-canciones-05-08-17-a

“Es, como la Lolita de Nabokov, un personaje tan potente que basta con mencionar su nombre fugazmente para dotarle de significado a la historia”

No hay agosto en el que no recordemos a una de las grandes musas del cine, Marilyn Monroe. En la efeméride de su muerte, este 5 de agosto en el que se cumplen 45 años de su despedida, recordamos algunas de las canciones en las que fue inmortalizada. Por Arancha Moreno. 

 

Texto: ARANCHA MORENO.

 

Sensual, enigmática, envolvente y arrolladora. Así era Marilyn Monroe, fuerte y frágil, una estrella de vida fugaz e intensa, y de esa forma se ha quedado impresa en nuestro imaginario. Como la joven e inocente rubia de “La tentación vive arriba” a la que la rejilla del aire del metro le levantaba el vestido blanco. Con ese caminar por la estación de tren de “Con faldas y a lo loco”, mientras Jack Lemon y Toni Curtis, travestidos, la miraban fascinados. O su interpretación de ‘Diamonds are a girl’s best friend’ en “Los caballeros las prefieren rubias” en el musical de Howards Hawks (1953).

Hubo una película que nunca llegó a terminar. Marilyn murió durante el polémico rodaje de “Something’s got to give” de George Cukor, el 5 de agosto de 1962. Fue despedida y readmitida tiempo después, pero nunca llegó a terminar sus escenas. Esa fue su despedida de los platos cinematográficos, en la que nos dejó una escena nadando en una piscina, entre risas, en sus últimos días de vida.

 

La eterna musa del celuloide fue retratada por Andy Warhol en una serigrafía llamada “Marilyn Diptych”, y por Salvador Dalí en el óleo “Mao Monroe”. En la música española también inspiró un buen manojo de canciones. Quizá la más famosa sea ‘Marilyn’, el tema que editó Alarma!!! dentro del disco “En el lado oscuro” (Mercury Records, 1985). La historia del trío fue breve e intensa: tres años, dos discos. En el segundo de ellos, Manolo Tena describía a la actriz como una persona solitaria, atormentada, rodeada de problemas. Su muerte queda retratada en estos versos: “Marilyn Monroe que nunca logra dormir/ a veces ni con píldoras lo puede conseguir” y “Marilyn Monroe se ha suicidado/ aprieta el telefono entre sus manos”. Un final con el que los mercaderes “hacen de ello un negocio”, como escribió Tena.

 

El retrato musical de Manolo Tena ha sido versionado muchas veces. Entre otras, por Mikel Erentxun, que coincidió con él en el programa de televisión “A mi manera” meses antes de la muerte del propio Tena. Erentxun supo enfrentarse a ese clásico llevándoselo a su terreno, en una versión más acelerada con la que quedó muy satisfecho, y que -tal y como anunció entonces que haría- incluyó en alguno de sus directos posteriores.

 

La canción que popularizó Alarma!!! también la ha interpretado en directo una de las mejores voces de nuestro rock: Miguel Ríos. Pero no es la única vez que le ha cantado a la actriz de Los Ángeles. Ríos también coescribió, junto a Francisco Palacios, un tema llamado ‘La otra Marilyn’, incluido en su disco “Directo al corazón” (Polydor Records, 1991). Aquel trabajo fue producido por Chucho Merchán y Tato Gómez.

https://open.spotify.com/track/5SxBOHYYXUeJYSkJyxkuej

 

Aunque el tema de Alarma!!! se llamaba solo ‘Marilyn’, se fue popularizando con el nombre completo, ‘Marilyn Monroe’. También se enamoraron de ella Víctor Manuel y Ana Belén, que la incluyeron en sus giras a mediados de los 90. En uno de los directos que dieron en abril de 1994 en el Palacio de los Deportes de Gijón, la cantó Ana Belén… pero a medias con el propio Manolo Tena.

 

Esta no era la primera canción dedicada a la actriz que había cantado Ana Belén. Años atrás, concretamente en 1985, editó un disco llamado “Géminis” y editado por la compañía CBS en el que incluía un tema llamado también ‘Marilyn’. De nuevo la triste historia de una mujer de imagen alegre pero sumida en cierta tristeza: “Te fuiste sin comprender / lo que es la soledad / buscando a tientas la felicidad”.

 

Si antes hablábamos de Víctor Manuel, ahora lo hacemos de un paisano asturiano: Nacho Vegas. El escritor de canciones compuso ‘Mi Marilyn particular’ y la incluyó en un mini elepé de seis canciones titulado “Esto no es una salida”. Aquel breve disco fue producido por Paco Loco y mezclado por John Agnello en El Puerto de Santa María (Cádiz), durante los meses de septiembre de 2004 y agosto de 2005. La canción ficcionaba sobre una relación un tanto siniestra con una mujer que se hacía llamar ‘Marilyn’.

 

Muy diferente -musical y letrísticamente- fue la canción que grabaron Los Rebeldes en su debut, “Cervezas, chicas… y rockabilly”, editado por EMI en 1981. La banda la formaban Carlos Segarra, Aurelio Morata y Moisés Sorolla, e incorporaron a Speed al piano. En aquel primer trabajo incluyeron ‘El rock del hombre lobo’, ‘Rocker’… y también ‘Mi pequeña Marilyn’.

 

En español también, aunque con un enorme mar de distancia, nos encontramos al grupo chileno Los Prisioneros, que firmaron el tema ‘¿Quién mató a Marilyn?’ (“La voz de los ’80”, EMI Odeón Chilena, 1984). Escrita por Miguel Tapia, versa sobre la misteriosa muerte de la actriz, sugiriendo que fue un homicidio y no un suicidio en el que pudieron participar todo tipo de personajes, incluido el ratón Mickey. Fue polémica porque podía interpretarse como una cierta denuncia de los asesinatos cometidos por la dictadura de Pinochet. Su autor aseguraba que en el fondo a nadie le importaba por qué murió Monroe, y que la canción en realidad era un ejercicio sarcástico sobre la admiración obsesiva por los ídolos de la cultura pop extranjera.

 

Marilyn Monroe, inagotable fuente de inspiración, forma parte de decenas de composiciones del cancionero español (por ejemplo, de ‘Marilyn y Superman’, del disco “Subir una montaña” de Marilia). Es, como la Lolita de Nabokov, un personaje tan potente que basta con mencionar su nombre fugazmente para dotarle de significado a la historia. Así lo hizo Quique González en ‘Conserjes de noche’ (“Besamos a traición, a aquella Marilyn…”), en su debut “Personal” (Universal, 1998). Y así lo hizo también Joaquín Sabina en sus ‘Aves de paso’ (“Yo, mi, me, contigo”, 1996). Preciosa imagen que nos recuerda lo mismo que la propia Marilyn: lo efímera (pero bella e intensa) que es la vida.

 

novedades-efe-eme-junio-17-w

Artículos relacionados