La fiesta, unidad y furia de Amparanoia

Autor:

amparanoia-28-06-17

“Es increíble lo actual de las temáticas de ‘El poder de Machín’, es un álbum que podría salir este mismo año y por desgracia muchas de las denuncias siguen vigentes”

 

Justo cuando se cumplen veinte años de su debut como Amparanoia, Amparo recupera esa figura con un nuevo disco, “El coro de mi gente”, en el que le acompañan desde Fito Cabrales a Depedro, La Pegatina o Calexico. Una auténtica celebración coral de la que habla con Chema Domínguez.

 

Texto: CHEMA DOMÍNGUEZ.

 

 

“El poder de Machín” (Facedown, 1997) fue toda una revolución personal para Amparo Sánchez. Su transformación en Amparanoia también supuso una de las mejores rebeliones musicales de aquellos años, afianzó y mejoró todos aquellos sonidos, palabras y raíces que ya venían mezclando nombres tan destacados como Manu Chao con Mano Negra y Radio Bemba, o Aterciopelados. Estos y muchos más vuelven a retomar de la mano y voz de Amparanoia aquel momento inicial en “El coro de mi gente”, que además supone el regreso de Amparanoia después de tres espléndidos álbumes firmados como Amparo Sánchez. Fito Cabrales, La Pegatina, DePedro, Calexico o Fermín Muguruza, entre una amplia e interesante lista de compañeros de viaje, unen su arte a una de nuestras voces y personalidades más fuertes y activas en lo musical, enorme en su humanidad y una pasada en directo. No se la pierdan.

 

Tras una primera escucha de “El coro de mi gente”, permíteme el juego de palabras con tu discografía si te digo que vuelves con más rebeldía, alegría y feria aunque menos furiosa que antes. ¿Estás de acuerdo?
“El coro de mi gente” es un álbum coral, son los artistas que colaboran los responsables de las versiones. Yo veo que hay mucha admiración, cariño, rebeldía, alegría, feminismo, unidad… Esos son valores que están en las canciones y también en la revisión que ellos hacen. El directo tiene todos esos componentes más la energía de tocar juntos, que podría ser ¡la furia preciosa!

 

Este nuevo disco celebra el estreno discográfico de Amparanoia con “El poder de Machín” en 1997. ¿Qué otros factores han sido decisivos para volver a Amparanoia?
Volver no sé si es el término, para mí es una celebración. Además del álbum y la gira, hemos actualizado la web y dado de alta las redes sociales que en aquella época no existían, revisando todo lo que hemos hecho en estos años y compartiendo con la gente. Ahora me doy cuenta de que el público echaba de menos el repertorio y la banda también. ¡El objetivo es celebrar y compartir!

 

“El poder de Machín” y “El coro de mi gente” deciden empezar de la misma forma, con ‘Hacer dinero’. Más allá de reprobaciones, tramas corruptas y manipulaciones, ¿la solución a muchos de nuestros problemas como sociedad pasa por una verdadera moción de censura al capitalismo?
Es increíble lo actual de las temáticas de “El poder de Machín”, es un álbum que podría salir este mismo año y por desgracia muchas de las denuncias siguen vigentes. No sé si moción de censura o poner patas arriba el sistema, lo que está claro es que el capitalismo es salvaje y está más que demostrado.

 

Antes de seguir quiero rebobinar un poco más. Amparo & The Gang con “Haces bien” es el paso discográfico previo a “El poder de Machín”, donde contabas con temas de Lapido, versiones de Ray Charles, James Taylor y temas propios. ¿Cómo pasas del blues, el rock, el soul a la explosión de color con Amparanoia?
Buscando mi propia manera de expresarme con la música, aceptando y reconociendo que la música latina, punk y jamaicana eran grandes influencias y que ahí podía expresarme, empecé a probar mezclando estilos y nació Amparanoia.

 

Una más sobre “El poder de Machín”, ¿cómo llega Víctor Coyote a diseñar la portada, cómo surge? También pone su inconfundible voz en ‘El achuchón’.
Sentía una gran admiración por Víctor desde siempre, como diseñador y músico. Cuando la compañía discográfica Edel me propuso que hiciera él la portada me emocioné. Yo tenía claro que tenían que ser dos maracas cruzadas y desde luego manifestó con su arte mi idea de portada.

 

 

Depedro, Jairo Zavala, también participó activamente en aquel estreno con guitarras y voz, y en “El coro de mi gente” se marca uno de los mejores dúos con ‘Somos viento’. ¿Qué significa Jairo-DePedro para Amparanoia?
Jairo es un hermano, un compañero de camino, nos conocimos en el 95, tuvimos una banda juntos llamada Ampáranos del Blues y cuando empecé a preparar Amparanoia él estuvo a mi lado con su guitarra y sus coros. Así en cada álbum y en bastantes giras.

 

¿Cómo y por qué preparáis ‘Somos viento’ juntos?
En 2005 Jairo me acompañó a Chiapas para grabar un documental en las comunidades indígenas zapatistas, y allí tocamos ‘Somos viento’ para ellos, el momento más especial del viaje, así que era él quien tenía que hacer la versión de ese tema.

 

El acercamiento más inesperado, en un primer momento, viene de la mano de Fito & Fitipaldis con ‘La fiesta’. Fito ya ha demostrado ser un enlace perfecto entre el rock y la formidable mezcla de estilos que suponen Amparanoia o Macaco. Quería preguntarte cómo se produce esta colaboración, y teniendo en cuenta de dónde proviene Fito, ¿es más lo que os une musicalmente de lo que parece?
¡Somos rockabillys! Amamos a Stray Cats y Jhonny Cash, y nuestro vínculo musical es ese. En lo personal, Fito es un ser adorable, sencillo y tierno que te conquista a la primera, estoy muy agradecida de su versión acústica, le da una fuerza y un sentimiento a ‘La Fiesta’ que te deja conmovido.

 

Que aparezcan Calexico es más esperado y no por ello menos interesante. Con Amparanoia ya habían colaborado en ‘Don’t leave me now’, fundamental fue su genio para grabar “Tucson-Haban”, tu primer disco como Amparo Sánchez. En “El coro de mi gente” intervienen con Gaby Moreno en ‘Iluminando’, tema de “Enchilao”. ¿Cómo ha sido grabar con ellos de nuevo, qué definición harías de Calexico y que supuso un disco como “Enchilao” en tu carrera?
Con “Enchilao” conocí a Calexico allá por 2002, y desde entonces no hemos dejado de colaborar, es por eso que eligen un tema de ese álbum para “El coro de la gente”. Ellos grabaron su versión en Tucson e invitaron a Gaby Moreno, al que admiro muchísimo, y canta el tema maravillosamente. Y son el único grupo del álbum que mandaron todo acabado y mezclado, muy profesionales.

 

Otro nombre fundamental es Manu Chao. Además de aparecer ‘En la noche’, “El coro de mi gente” termina con ‘Buen rollito’, tema compuesto a medias con él. ¿Sin su influencia y su presencia en “El poder de Machín”, hubiera arrancado igualmente Amparanoia?
Cómo podemos saber eso?? No me imagino que nunca conocí a Manu,es una persona y un artista muy importante en mi vida! Lo más emocionante al volver a grabar ‘En la Noche’ en 2017 ha sido tener a mi hijo Yeyo y a Manu cantando de nuevo el coro Its a long long night to night ti night juntos 20 años después.

 

Aterciopelados son uno de los referentes del denominado rock latino, rock con raíces o el titular análogo que deseemos poner. ¿Qué significa para ti que Aterciopelados estén en “El coro de mi gente”?
Andrea es una de las artistas latinas que más admiro, como mujer y como activista siempre ha sido un referente para mí, es todo un honor que aceptaran participar y me encanta la vuelta que le han dado al tema. Coincidimos en Barcelona y cantamos juntas en un concierto donde también estaba Dani Macac. Les contamos que preparábamos el álbum, haciendo nosotros el tema inédito, ´El coro de mi gente’, y aunque tenían una agenda muy complicada buscaron el momento y me la enviaron.

 

 

La Pegatina interpretan contigo ‘Que te den’. Ellos representan esa nueva savia que nace a partir de idearios musicales, festivos y reivindicativos como Amparanoia. ¿Sientes que has creado escuela, que habéis creado una buena escuela Manu Chao, Macaco, Fermín Muguruza, Sargent Garcia…? ¿”El coro de mi gente” busca también enlazar diferentes generaciones musicales con ideas muy en común?
Son los grupos los que me dicen cuánto les influyó mi música. La Pegatina tocaba ‘Que te den’ en directo y les correspondía hacer la versión. Lo pasamos muy bien grabándola en el estudio de Marc Parrot, ellos y Esne Beltza son los grupos más jóvenes generacionalmente y aportan esa energía y entregan el cariño y admiración en forma de canción.

 

Una vez recorrido el camino con “El coro de mi gente”, ¿retomarás tu senda como Amparo Sánchez, compaginarás ambas caras?
Es la primera vez que no tengo planes, no he pensado que haré a continuación de esta celebración, quiero disfrutar este año con la banda, el público y los encuentros con músicos, y como dice la canción: ¡el futuro dirá!

Artículos relacionados