La cara oculta del rock: La llamada de socorro de los Beatles

Autor:

“El fotógrafo pensó que podría ser interesante que los Beatles, vestidos de la misma forma que lo hicieron en los Alpes y sobre un fondo blanco, realizaran la palabra ‘help’ mediante el alfabeto semáforo”

 

¡Socorro! Eso era lo que pedían los cuatro músicos de Liverpool en la película homónima y en su quinto álbum. Sin embargo, si los Beatles hubieran tenido que pedir ayuda de la misma forma que lo hicieron en la portada del disco, nadie los hubiera entendido. Nos lo cuenta Héctor Sánchez.

 

Texto: HÉCTOR SÁNCHEZ.

 

¿Quién no recuerda la fotografía en claroscuro de la portada de “With The Beatles” (1963)? ¿Y las mil y una muecas que los cuatro músicos hicieron para la cubierta de “A hard day’s night” (1964)? Estas fotografías, parodiadas e imitadas hasta la saciedad, junto con la imagen de la portada de “Beatles for sale” (1964), son obra de una misma persona: Robert Freeman. El fotógrafo es el autor de imágenes que se han convertido en referentes y son iconos tanto de la cultura musical como de la cultura pop. Con semejante trayectoria, no era de extrañar que la responsabilidad de encargarse de la fotografía de la cubierta del quinto álbum de John, Paul, George y Ringo pasara por el objetivo de Freeman.

El origen de la portada del disco “Help!” está en el rodaje de la película homónima dirigida por Richard Lester en 1965. Los Beatles se encontraban en los Alpes Austriacos durante la grabación del número musical para ‘Ticket to ride’. Los cuatro músicos alzaban sus brazos al aire y como estaban vestidos de negro, el contraste con la nieve era muy pronunciado. Robert Freeman inmortalizó este momento del rodaje del largometraje en Obertauern (Austria) y las instantáneas sirvieron como fotografías publicitarias.

A la hora de ponerse manos a la obra con la portada del álbum, el fotógrafo pensó que podría ser interesante que los Beatles, vestidos de la misma forma que lo hicieron en los Alpes y sobre un fondo blanco, realizaran la palabra “Help” mediante el alfabeto semáforo. En este sistema de comunicación, cada letra del abecedario se representa con una posición concreta de los brazos. El alfabeto semáforo requiere el uso de banderas durante el día, o de linternas si es por la noche, para que se vea de forma clara la posición de los brazos; sin embargo, los Beatles no sujetaron ningún objeto mientras representaban las distintas letras.

Los Fab Four, después de saber cuál sería su letra correspondiente, se colocaron en la plataforma de fondo blanco construida en los Estudios Twickenham de Londres, representaron las cuatro letras y Robert Freeman no quedó contento con la posición de los brazos. Así lo explicó el fotógrafo: “Tuve la idea de representar a través del alfabeto semáforo la palabra ‘help’. Pero a la hora de tomar la foto, el arreglo de la posición de los brazos con esas letras no acaba de quedar bien. Así que decidimos improvisar y terminamos con la mejor posición gráfica que se nos ocurrió”. A Freeman no le bastó con la improvisación en la sesión, sino que además, volteó las imágenes de los músicos. Para comprobarlo basta con fijarse en las chaquetas de George, John y Ringo; sus botones están colocados al lado contrario.

Así que si alguien piensa que los Beatles están pidiendo socorro o ayuda en la portada del álbum “Help!”, está equivocado. En la fotografía de la cubierta del disco y según el alfabeto semáforo, George Harrison representa la letra “n”, John Lennon es la  “u”, Paul McCartney está haciendo la “j” y, por último, Ringo Starr es la letra “v”. Por lo que el intento de la palabra “HELP” se acabaría convirtiendo en “NUJV”; una palabra que no aparece en el diccionario de inglés.

Sin embargo, en la portada de la edición americana de “Help!”, publicada por Capitol, los cuatro de Liverpool aparecen en distinta posición a la edición británica y, por tanto, la palabra también es diferente. No obstante, el resultado “NVUJ” tampoco tiene más significado que la palabra anterior. Además, en esta edición, la imagen de Harrison no está volteada.

Para rizar más el rizo en esta búsqueda de un significado de la posición de los brazos, hay quien piensa que se debe colocar la portada británica frente a un espejo. De esta manera, los Beatles no están volteados sino que están en su posición original. El resultado de la combinación de letras sería “LPUS” y echándole mucha imaginación, podría interpretarse como “help us”, es decir, “ayúdanos”. De todas maneras, esta interpretación no tiene sentido debido a que ya hemos comprobado en las portadas británica y estadounidense que la postura de George Harrison, tanto normal como invertida, representa la letra “N” y no se puede convertir de repente en una “S” a gusto del consumidor.

Afortunadamente para los Beatles, nunca acabaron perdidos en la nieve. Menos mal. Con tanto alboroto de letras, si hubieran pedido socorro, habría resultado imposible haberles entendido.

Nos veremos en La Cara Oculta del Rock…

Anterior entrega de La cara oculta del rock: John Denver, disparos en la sombra.

Puedes seguir a Héctor Sánchez en su propio blog.

Artículos relacionados