La cara oculta de las canciones: “Peggy Sue” de Buddy Holly, los 50 tienen nombre de mujer

Autor:

Buddy Holly

“Peggy Sue’ es un icono. Es nostalgia. La chica de al lado. El suspiro de cualquier muchacho y el cuento de hadas de cualquier muchacha. Es el espíritu de los cincuenta”

 

Aunque su título iba a ser otro nombre propio de mujer, el clásico de Buddy Holly terminó llamándose así ante la insistencia de uno de los miembros de los Crickets. Esta canción fue una de las primeras en la historia del rock en tener una secuela.

 

 

Una sección de HÉCTOR SÁNCHEZ.

 

 

Buddy Holly acababa de ser tío. Su hermana, Pat Holley Kaiter, había dado a luz a una niña, a quien llamaron Cindy Lou. Para homenajear a su sobrina recién nacida, Holly decidió que el nombre de la pequeña podía ser un buen título de canción. Pero lo de Cindy Lou duró poco como posible título del nuevo tema que el músico de las gafas enormes y la sonrisa eterna estaba preparando. Jerry Allison, el batería de los Crickets, rogó a Holly que le hiciera un favor personal y que cambiara ‘Cindy Lou’ por ‘Peggy Sue’.

 

 

Peggy Sue Gerron era la novia del batería, pero por entonces, la pareja se encontraba en horas bajas y la relación pendía de un hilo. Para superar el bache, recuperar el interés de su chica y que las aguas volvieran a su cauce, Allison pensó que lo mejor que podía hacer era dedicarle la siguiente canción de Buddy Holly y los Crickets a la muchacha. Así, ella no podría resistirse. Holly aceptó la petición de su compañero y le hizo el favor rebautizando la canción, aunque su sobrina se quedara sin su regalo de recién nacida. Pese a que Jerry Allison se había salido con la suya, al principio de la grabación tuvo ciertos problemas a la hora de grabar la batería, y tampoco ayudaron las amenazas del productor, Norman Petty: “Si no lo haces bien en la siguiente toma, cambiaremos el nombre de nuevo a ‘Cindy Lou’”. Por supuesto, el batería se lo tomó en serio y el resultado no pudo ser mejor. El frenético ritmo de los tomtoms de Jerry Allison, los rasgueos de la guitarra y los característicos gorgoritos de Buddy Holly al pronunciar el nombre de la chica dieron forma a ‘Peggy Sue’, convirtiéndolo en uno de los clásicos imprescindibles de los primeros años del rock and roll. Por su parte, el batería consiguió su objetivo y no solo recuperó el amor de su Peggy Sue, sino que acabó casándose con ella.

buddy-holly-26-11-14-b

‘Peggy Sue’ fue el single del primer álbum en el que Buddy Holly aparece en solitario, titulado, precisamente, “Buddy Holly”. El músico trabajaba para dos filiales de la discográfica Decca, de tal manera que sus temas con los Crickets se editaron en Brunswick y en los que aparecía su nombre en solitario, en Coral Records. No obstante, aunque no figuraban en la portada, los Crickets, con Allison a la batería y Joe B. Mauldin al bajo, sí participaron en el álbum “Buddy Holly”. El disco fue publicado en febrero de 1958 y, un año después, el mundo de la música lloraba la muerte de Holly, junto con Ritchie Vallens y The Big Bopper, en un accidente de avioneta que tuvo lugar el 3 de febrero de 1959. Tenían 22, 17 y 28 años, respectivamente.

 

 

Antes de fallecer, Buddy Holly se había reencontrado con la Peggy Sue de la que hablaba su canción. Tras la muerte del cantante, se encontraron en su apartamento de Nueva York una colección de demos que Holly había grabado con la única compañía de su guitarra. Entre todas estas canciones, una llamó la atención: ‘Peggy Sue got married’. Si en ‘Peggy Sue’ Buddy Holly expresaba su amor sincero por la protagonista, en ‘Peggy Sue got married’ descubría que la chica de la canción se había casado. Este tema es considerado como una de las primeras secuelas dentro de las canciones de rock and roll y también como uno de los primeros éxitos póstumos. Holly lo había grabado el 5 de diciembre de 1959 y, una vez descubierto, Coral lo lanzó como single en julio de 1959, añadiendo músicos y coristas que ensuciaban la canción casera y desnuda que Buddy Holly había registrado en su casa. En 1964, se lanzó otra mezcla con nueva instrumentación y sin coro, y la versión original de Holly con su guitarra se incluyó en la caja recopilatoria de vinilos titulada “The complete Buddy Holly” y publicada en 1979.

Aunque la Peggy Sue de la que Holly hablaba en sus canciones acabó casándose, el enlace que no duró fue el de la auténtica Peggy Sue con el batería Jerry Allison, ya que después de once años de matrimonio, acabaron divorciándose. Para la Peggy Sue real, la protagonista de los temas de Buddy Holly fue un reflejo de la época a la que pertenecía: “‘Peggy Sue’ es un icono. Es nostalgia. La chica de al lado. El suspiro de cualquier muchacho y el cuento de hadas de cualquier muchacha. Un vínculo con aquellos días felices de los 50 y el comienzo de una nueva era para la música. ‘Peggy Sue’ es el espíritu de los cincuenta”.

Anterior entrega de ‘Enola Gay’, de Orchestral Manoeuvres in the Dark.

Artículos relacionados