La cara oculta de las canciones: ‘Crazy’, la canción de Willie Nelson que Patsy Cline odiaba

Autor:

patsy-cline-14-01-15-a

“En agosto, Patsy regresó al estudio ayudada por muletas para grabar ‘Crazy’, sin embargo, le resultó imposible terminar su trabajo”

 

De la estupidez a la locura solo hay un paso. Willie Nelson cambió el título de una canción que habían rechazado otros artistas y que acabó en el repertorio de Patsy Cline. La cantante dio al tema el tono sentido que necesitaba ya que en ese momento se encontraba convaleciente. ‘Crazy’ se convirtió en uno de los temas más conocidos de Cline, a pesar de que a ella nunca le gustó.

 

Una sección de HÉCTOR SÁNCHEZ.

 

Willie Nelson estaba en una mala racha. A sus veintiocho años, intentaba labrarse una carrera como cantautor y compositor. Pero no le estaba resultando nada fácil. Varios de sus primeros trabajos de juventud consistieron en vender biblias, aspiradoras y enciclopedias a domicilio. Por si no había recibido suficientes portazos durante estos empleos, se encontró con otros similares en el mundo de la música. Nelson había compuesto una canción que reflexionaba sobre la soledad a la que tituló, en un principio, ‘Stupid’. Como el título no terminaba de cuajar, decidió cambiarlo a ‘Crazy’, que resultaba menos agresivo. Su intención era que el cantante de country Billy Walker la grabara, pero este se negó. Para Walker, aquel tema parecía una canción de chicas y no estaba dispuesto a grabar algo así. Tras este rechazo, Nelson volvió a sentirse como si le acabaran de dar con la puerta en las narices. Pero aquello era más doloroso que cuando la otra persona que se encontraba tras la puerta se negaba a abrirle o a comprarle una enciclopedia.

Pero Nelson no se rindió. En un siguiente intento, le ofreció el tema, junto a varias composiciones más, al productor de country Larry Butler. La respuesta de Butler también fue negativa, a pesar de que Willie Nelson solo le pedía 10 dólares por cada canción. Como a la tercera va la vencida, Willie Nelson se reunió una noche en un bar con Charlie Dick, el marido de Patsy Cline. Nelson entregó a Dick una demo que había grabado en una cinta y este se la enseñó a su esposa al llegar a casa. Cuando Cline escuchó el título, solo pudo decir una cosa: “Cómo no”. A la cantante no le sorprendió aquel tema. Si hubiera dependido de ella, Cline habría pasado de la canción. Sin embargo, a quien sí que gustó fue al productor Owen Bradley, que realizó los arreglos oportunos para adaptar la canción para Patsy Cline.

La cantante no estaba de humor. Y tenía sus motivos. Al hecho de que aborreciera ‘Crazy’ había que sumarle el estado físico y anímico en el que se encontraba. Dos meses antes, el 14 de junio de 1961, Cline había sufrido un accidente de tráfico al chocar con otro vehículo en Old Hickory Boulevard, en Nashville. Como no llevaba puesto el cinturón de seguridad, la cantante salió disparada contra el parabrisas del vehículo. Al llegar la ambulancia, Cline pidió que trataran primero a la otra conductora, que acabó falleciendo. Con una muñeca rota, la cadera dislocada y un corte en la frente que necesitó puntos de sutura, Patsy Cline pasó un mes ingresada en el hospital. Durante este reposo hospitalario, su tema ‘I fall to pieces’, lanzado unos meses antes, pasó a ser un éxito. Una vez que los médicos le dieron el alta, a Cline no le quedó más remedio que utilizar maquillaje y pelucas para ocultar sus cicatrices.

patsy-cline-14-01-15-b

En agosto, Patsy regresó al estudio ayudada por muletas para grabar ‘Crazy’, sin embargo, le resultó imposible terminar su trabajo. El dolor de costillas que sentía era tan grande que le impedía llegar a las notas altas. Patsy Cline se fue sin poder grabar su parte vocal, pero el resto de músicos sí que registraron la parte instrumental de la canción. Unos días después, la cantante volvió al estudio para completar el tema cantando sobre la música. Después de una agotadora sesión de cuatro horas, Cline consiguió grabar la canción en una única toma. El dolor físico que sentía encajó con el mensaje que Willie Nelson quería transmitir. Aunque a Patsy Cline nunca le enloqueció aquella canción, ‘Crazy’ se convirtió en uno de los temas más representativos de la cantante y se incluyó en su segundo álbum, titulado “Showcase” y publicado en 1961. Willie Nelson también grabó su propia versión de ‘Crazy’ y la incluyó en su álbum debut de 1962, “…And then I wrote”.

 

 

Sin embargo, los caminos de Nelson y Cline no corrieron la misma suerte. Willie Nelson se acabó labrando una fructífera trayectoria como músico de country, mientras que Patsy Cline solo pudo grabar un álbum más. El 5 de marzo de 1963, cuando la cantante estaba en la cima de su carrera, la avioneta privada en la que volaba se estrelló en Camden, Tennesse. Tenía 30 años. A pesar de su corta carrera, Patsy Cline fue una de las artistas que consiguieron que un género tan específico como el country se volviera más accesible para un público más amplio.

 

 

Anterior entrega de La cara oculta de las canciones: ‘Johnny B. Goode’, casi una autobiografía de Chuck Berry.

Artículos relacionados