La cara oculta de las canciones: ‘Candle in the wind’ de Elton John, un tema para dos mujeres

Autor:

42-21820234

“Creo que la mayor malinterpretación sobre ‘Candle in the wind’ es que yo era un loco fanático de Marilyn Monroe, lo que no podía estar más alejado de la realidad”

De ser una canción desapercibida pasó a ser un éxito masivo. La muerte de la princesa Diana popularizó ‘Candle in the wind’, un tema que Elton John y Bernie Taupin escribieron pensando en otra mujer también convertida en mito.

 

Una sección de HÉCTOR SÁNCHEZ.

 

Elton John quedó consternado tras el fallecimiento de su amigo el diseñador Gianni Versace el 15 de julio de 1997. En el funeral, el músico estuvo arropado por su también amiga la princesa Diana de Gales. En poco más de un mes, John recibió otro duro golpe cuando la princesa Diana perdió la vida en un accidente de tráfico en París el 31 de agosto. En recuerdo a Versace, Elton John le dedicó su álbum “The big picture” (1997); como homenaje a Lady Di, rescató una vieja canción a la que decidió hacerle unos cambios en la letra para que hiciera referencia a la pérdida de su amiga.

‘Candle in the wind’ resurgió tras el accidente de Diana de Gales, pero la letra de la canción hablaba de otra mujer elevada a mito después de morir joven. El tema formaba parte del séptimo trabajo de Elton, el álbum doble “Goodbye yellow brick road”, publicado en 1973. Las canciones estaban firmadas por el tándem formado por Elton John y Bernie Taupin, como era habitual en los discos del cantante. Taupin había escuchado una expresión que le gustó cómo sonaba, “vela en el viento”, con la que alguien había hecho referencia a Janis Joplin. Aquella metáfora de la llama de una vela encendida al viento describía a la perfección la frenética vida de Joplin, pero Taupin prefirió guardarse la expresión para hablar de otra leyenda: Marilyn Monroe.

La canción comenzaba con el verso “Goodbye, Norma Jeane” (“Adiós, Norma Jeane”), en referencia al nombre real de la actriz y era un relato sobre cómo pasó de cambiar su nombre a sentirse acosada por el peso de la fama. Aunque Marilyn era la protagonista del tema, su elección no tenía nada que ver con la devoción que Bernie Taupin podía sentir por la actriz: “Creo que la mayor malinterpretación sobre ‘Candle in the wind’ es que yo era un loco fanático de Marilyn Monroe, lo que no podía estar más alejado de la realidad”. Lo que el compositor quería explicar con la canción no era la vida de Monroe, sino reflexionar sobre las muertes prematuras: “No es que no la respetara. Es solo que la canción podía haber tratado fácilmente sobre James Dean, Jim Morrison o Kurt Cobain. Podía haber sido sobre Sylvia Plath o Virginia Woolf. Lo que quiero decir, básicamente, es que cualquiera, cualquier escritor, actor, actriz o músico que muriera joven en cierto modo se transformaba en un icónico retrato de Dorian Gray, y ese hecho detiene el envejecimiento. Es una belleza congelada en el tiempo”.

 

 

Más allá de la máxima del “vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver”, Taupin también quería hablar de la popularidad de cualquier estrella mediática: “En cierto modo, me fascina esa idea. Así que, en verdad, trata sobre cómo la fama afecta a un hombre o a una mujer de la calle, esa total  adulación, fanatismo o afición. Es extraño que la gente piense que esas personas eran diferentes a nosotros. Es un tema que aparece habitualmente en muchas de nuestras canciones y que probablemente continuará haciéndolo”.

 

elton-john-27-08-14-b

 

En comparación con otros singles del álbum como ‘Bennie and the Jets’, ‘Saturday night’s alright for fighting’ y el que le daba el título, ‘Goodbye yellow brick road’, la acogida de ‘Candle in the wind’ fue bastante pobre. La canción volvió a ser lanzada como single en 1987, en una versión en directo grabada en Sídney, en 1986, junto a la Orquesta Sinfónica de Melbourne. El tema formó parte del álbum “Live in Australia” (1987). Esta vez, tuvo una acogida mejor en las listas de éxitos. Pero tendría que pasar una década para que el tema superara todas las listas y rompiera todas las marcas.

Diana de Gales tenía 36 años cuando falleció en el túnel de París, la misma edad que Marilyn tenía cuando sufrió la sobredosis de droga que le quitaría la vida. Cuando Elton John conoció la triste noticia del accidente de coche, contactó con Bernie Taupin para rehacer la letra. A la Princesa Diana le encantaba ‘Candle in the wind’ y se sentía identificada con ella, sobre todo en la referencia al acoso de los medios. Por ello, John consideró que dedicarle la canción con una nueva letra era el mejor homenaje que podía hacer a su amiga. Taupin se puso manos a la obra y cambió por completo los versos: “Pensé que era muy importante proyectarla desde el punto de vista de la nación. Quería que sonara como si la cantara un país entero. Una vez escribí el primer par de versos, el resto vino solo”. El comienzo pasó a ser “Goodbye, England’s rose” (“Adiós, rosa de Inglaterra”), por lo que la nueva versión también recibió este nombre. George Martin, el productor de los Beatles, se encargó de la producción del tema y fue lanzado como single junto con ‘Something about the way you look tonight’.

 

elton-john-27-08-14-c

 

Muchos de los devotos de Marilyn Monroe se sintieron traicionados cuando la canción perdió su significado original, pero Taupin salió en su defensa: “En cuanto a la nueva versión, no estaba seguro de qué hacer con ella. La hice porque Elton John me lo pidió y me apeteció. No sé porqué hay gente a la que le molesta, lo que resulta peculiar, teniendo en cuenta el resultado. Es muy poco caritativo. Después de todo, creo que recaudó unos 14 millones de dólares para el fondo de la Princesa. Y después, mi manuscrito de la letra original alcanzó más de medio millón en una subasta para el Hospital Infantil de Los Ángeles”. Con 33 millones de copias, ‘Candle in the wind 1997’ figura en el Libro Guinnes de los récords como la canción más vendida en todo el mundo junto a la versión de ‘White christmas’ de Bing Crosby (1942).

El funeral de la princesa Diana tuvo lugar el 6 de septiembre y uno de los momentos más emotivos fue la actuación de Elton John en directo interpretando la nueva ‘Candle in the wind’. Después del homenaje, el cantante no volvió a interpretar la versión dedicada a su amiga.

 

 

Anterior entrega de La cara oculta de las canciones: ‘Shake it out’, o la resaca de Florence and the Machine.

Artículos relacionados