J.Teixi Band: Rebuscando en las raíces

Autor:

j-teixi-band-28-11-13

“Si alguien se sube, bienvenido al barco, van a tener una travesía llena de buenas sensaciones y actuaciones sudorosas en el barco del amor a la música del diablo”

 

La J. Teixi Band está de regreso con “Grandes huesos negros”, otra entrega de sonidos negros pasados por su filtro y con aproximaciones a la música de los pantanos de Nueva Orleans.

 

 

Texto: JUAN PUCHADES.

 

 

Javier Teixidor, desde los heroicos tiempos de Mermelada (antes Mermelada de Lentejas), viene reivindicando los sonidos hermanos o hijos del rhythm and blues, que es como decir los sonidos más intensos de Estados Unidos, del rock and roll al soul. En su nuevo disco, “Grandes huesos negros”, incluso se atreve en algunos temas con la intensidad del sonido de Nueva Orleans, aproximándose al cajún y a los pantanos: “Realmente no hay un plan determinado, este disco surgió de forma espontánea, y sin darnos cuenta, se fue inclinando hacia un sonido más pantanoso y caluroso que otros. No significa que el próximo vaya por ahí, cada disco tiene su historia y su recorrido singular. Eso sí, buscamos referencias y arreglos que compactasen el álbum de forma coherente”.

Para acercarte a esa sonoridad, ¿las canciones nacen del estudio previo o te lanzas a la aventura de profundizar en el género a las bravas?
Salen de forma natural en el local de ensayo, buscando siempre los caminos más sencillos para encontrar la llegada más sabia. Creo que es un disco en el que busqué volver a las raíces de la música que siempre me ha gustado. De hecho, creo que hay temas que podía haber tocado con Mermelada en su primer álbum, o que podían haber estado en los primeros discos de Los Elegantes. No obstante, me resisto a pensar que hemos hecho un disco de género, creo que independientemente de sus orígenes o de sus raíces musicales, es un disco muy abierto y puede ser perfectamente degustado por cualquier oyente seguidor del rock americano, o simplemente del rock.

Ahora que hay una cierta corriente, minoritaria pero intensa, que reivindica el soul clásico, a vosotros que lleváis años con ello, ¿os llega, aunque sea un poco, la marejada?
No estamos pendientes de esas olas que vienen y van, pero si alguien se nos sube, con la marea, bienvenido al barco, van a tener una travesía llena de buenas sensaciones y actuaciones sudorosas en el barco del amor a la música del diablo.

La canción ‘En el sur de la ciudad’, ¿el Madrid al que remite es el de los últimos años setenta y los primeros ochenta, cuando empezabas?
Sí, me remito a cuando empezamos, a principios de los ochenta y lo que sentíamos en las calles, tiempos agitados para unos adolescentes que buscábamos un lugar en el mundo, con la mente y el pene en constante movimiento, y en un estado de embriaguez casi constante.

En ‘Es el momento’, canción con cierto toque Springsteeniano, dices que es “el momento de paz, amor y lealtad’ . ¿Lo crees?
Cuanto más hay de lo otro, de corrupción, miseria, mentira, hipocresía, más pienso que nos hace falta amor, paz y lealtad, y será la manera de hacer comprender a esta casta política que nos desgobierna que necesitamos una regeneración moral de personas y siglas, para que gobiernen a los ciudadanos, no que gobiernen para ellos.

‘Grandes huesos negros’, la canción, es como en recuento de hechos de la sinrazón actual, ¿salió de la necesidad de dejar testimonio de este tiempo?
Sí, a veces necesitas escupir todo lo que ves alrededor y de forma lúdica expresarlo, es un forma de liberarte de la presión que nos rodea.

Veo que habéis grabado en Red Led, que es uno de los grandes estudios que quedan en Madrid, ¿un lujo?
Ha sido un placer trabajar en el estudio, lo conocíamos de otras veces, y trabajamos duro para sacar el sonido que buscábamos, hay un grado de satisfacción por nuestra parte muy elevado por haberlo conseguido. A veces lo sencillo es lo que más cuesta. Bueno, una banda de lujo en un estudio de lujo, suena bien… [risas].

¿Grabáis mediante el sistema clásico de grabar las bases tocando la banda en directo?
Sí, excepto las voces y alguos recordings de guitarra grabamos en directo, y luego a mezclar.

¿Por qué decidiste abandonar la “marca” Mermelada, no era un buen reclamo y un nombre con la suficiente historia, o la historia no cotiza al alza en este país?
Bueno, la verdad, es que soy de los que piensan que todo tiene su fin… la vida, el amor, etcétera. Y el proyecto Mermelada, pues también, y nos dimos cuenta, al menos así lo creemos, en su momemto correcto, para respetar su historia y dejar su recuerdo en el mejor lugar. De esta manera afrontamos el siguiente proyecto con energías y fuerzas renovadas.

¿Te consideras más guitarrista, vocalista o compositor?
Soy un hombre de banda, y me gusta especialmente mi rol de guitarrista, aunque he de reconocer que componer me ha dado las satisfacciones más grandes dentro de la música y a la vez me ha curado de dolores del alma muy profundos.

¿Qué música sueles escuchar…?
Escucho de todo, ahora mismo estoy revisando toda la discografía de Bob Dylan, me vuelve a fascinar y vuelvo a descubrir tesoros olvidados. He conseguido un álbum con maquetas del “Self portait” y me gusta más que el disco oficial.

Para quien no os ha visto en directo, ofrecéis conciertos muy intensos, ¿que podemos esperar de esta gira?
Los temas del “Grandes huesos negros” suenan muy bien en directo, y estamos deseando tocarlos, hemos montado un show compacto y potente y esperamos que todo se desarrolle como queremos.

Estas son las próximas fechas de la gira de la J. Teixi Band:

29-XI. Valencia. Sala Loco Club.
30-XI. Orihuela. Sala La Gramola.
05-XII. Lugo. Sala  Clavicémbalo.
06-XII Ponferrada. Sala Tararí.
13-XII Bilbao. Sala Crazy Horse.
14-XII Madrid. Sala Fun House.

Artículos relacionados