Fotopress: Ignacio Julià

Autor:

“Estoy haciendo la colección de kiosko de vinilos de jazz. Siempre, incluso en mi etapa más punki, supe que acabaría en el jazz”

Fundamental en el periodismo musical escrito desde hace más de treinta años, la firma de Ignacio Julià ha sido habitual en “Star”, “Vibraciones”, “Rock Espezial”, “El País” y, desde luego, en “Ruta 66″, la revista que fundó junto a Jaime Gonzalo. Siempre vinculado al rock, ha escrito biografías de, entre otros, los Clash, Neil Young y John Lennon, es también el autor de dos volúmenes imprescindibles (escritos en inglés) sobre Velvet Underground y Sonic Youth. Una selección de sus siempre certeros artículos se puede leer en el esencial “Pulp-Rock” (Ediciones Milenio). Todo un lujo contar con él esta semana.


Foto: OSCAR GARCÍA.


Fecha y lugar de nacimiento.
Barcelona, 6 de agosto de 1956. Ya llegué criticando, por cesárea. Modestia aparte, coincide mi aniversario con los de Robert Mitchum y Andy Warhol.

¿Qué música sonaba en tu casa cuando eras niño?
Ópera italiana, Ray Conniff, bandas sonoras y lo que salía en “Galas del sábado”.

¿Cuál fue el primer disco que compraste?
“A hard day’s night”, de The Beatles, que llegó con el primer tocadiscos.

¿Y el último?
Hoy mismo: “The essential Coleman Hawkins”. Estoy haciendo la colección de kiosko de vinilos de jazz. Siempre, incluso en mi etapa más punki, supe que acabaría en el jazz.

Selecciona tres discos internacionales esenciales de tu colección.
“The Velvet Underground & Nico”.
“Unknown pleasures”, Joy Division.
“Daydream Nation”, Sonic Youth.

Selecciona tres discos nacionales esenciales de esa misma colección.
“Dioptria”, Pau Riba.
“Buena disposición”, Nacha Pop.
“Unidad de Desplazamiento”, Los Planetas.

Un disco doble al que no le sobra nada.
“London calling”, The Clash.

Un grupo o cantante a quien rescatarías del olvido.
Fred Neil, por ‘The dolphins’ y ‘Everybody’s talking’.

¿Cuál fue el primer concierto al que asististe?
Jethro Tull, Badalona, 1974. Aunque siempre digo que fue Lou Reed en 1975, en realidad el segundo.

¿Y el mejor concierto que has visto?
Está por llegar, o eso espero.

Elige y razona tu elección:

Serrat/Aute.
Serrat, por proximidad geográfica.

Sabina/Calamaro.
Calamaro, por su chaladura drogo-rockista.

Nacha Pop/Los Planetas.
Nacha Pop, por haber compartido tantas cosas.

Nacho Vegas/Quique González.
Nacho Vegas, por sus letras.

La Mala/La Bien Querida.
La Bien Querida, mi hija la escucha a todas horas.

Jacques Brel/Serge Gainsbourg.
Gainsbourg, por el rayado single de ‘Je t’aime’.

Frank Sinatra/Elvis Presley.
Elvis, pues nací en los cincuenta, con el rock and roll.

Marvin Gaye/Bruce Springsteen.

Springsteen, por haberle seguido disco a disco en comunidad con muchos otros. Pero Gaye era un gigante.

Tom Waits/Lou Reed.
Lou Reed, claro. Por haber jodido el rock para siempre.

Michael Jackson/Prince.
Prince, por ser un magnífico guitarrista.

The Rolling Stones/The Velvet Underground.
Velvet, son mi especialidad.

Bob Dylan/John Lennon.
Se ha de estar con los vivos. Bob Dylan, porque ha llegado genial a viejo.

Neil Young/Elvis Costello.
Young, por su faceta más eléctrica y su capacidad de evolucionar. Pero Costello, hmmm…

Youssou N’Dour/Fela Kuti.
Fela Kuti, pues desconozco a N’Dour.

¿Por qué decidiste dedicarte a la crítica musical?
Los discos promocionales y las invitaciones a conciertos tuvieron la culpa. Prosaico, lo sé.

¿Quién fue tu maestro periodístico?
La plantilla del “NME” de finales de los setenta. Y sobre todo Lester Bangs, por su entrega total a la música y los músicos, su afilada capacidad crítica y literaria.

Un equipo de fútbol.
Ninguno.

Un político.
El dimitido.

Una ciudad para vivir.
Nueva York. Berlín. Barcelona.

El disco que detestas y que despierta alabanzas entre tus compañeros.
“Dark side of the Moon”, de Pink Floyd. O cualquiera de U2…

¿Vinilo, CD o mp3?
Vinilo, y si no hay otra, CD. El mp3 lo tengo prohibido por prescripción médica.

La película que nunca te cansas de volver a ver.
“Only angels have wings”, de Howard Hawks.

El libro que nunca te cansas de releer.
“Ripley’s game”, de Patricia Highsmith.

Una serie de televisión.
“The twilight zone”.

Si estuviera en tus manos elegir la música que suena en los supermercados, ¿qué discos seleccionarías?
“Metal machine music”, de Lou Reed.


Anterior entrega de Fotopress: Jesús Ordovás.

Share on Facebook11Tweet about this on Twitter3Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Artículos relacionados