El disco del día: Sera Cahoone

Autor:

“Una vez que empiezas a escuchar la voz de Sera, no hay forma de poder parar. Conmueven y mucho esas baladas que llevan de regalo ese impresionante paisaje de verde-montaña”

Sera Cahoone
“Deer Creek Canyon”
SUBPOP/EVERLASTING

 

 

Texto: GERNOT DUDDA.

 

 

La sola mención de la palabra “canyon” ya me sugiere escalofríos de placer de los que supongo tiene la culpa la mismísima Joni Mitchell. Y aún pudiendo resultar una muy dignísima heredera suya, Sera Cahoone ha hecho aquí muy importantes méritos propios para adjudicarse su parte de derechos morales por la acuñación del término. “Deer Creek Canyon” es una mirada atrás, a su ciudad natal de Colorado, el lugar del que partió en 1998 para ganarse la vida más al norte aún, en Seattle. No buscaba una carrera musical –supongo que abrir una tienda de “skateboards” es un paso obligatorio para acabar de batería en grupos como Carissa’s Wierd o, mejor aún, en los todopoderosos Band Of Horses–, pero catorce años después ésta no puede ir por mejor camino.

Con Sera Cahoone es inevitable acordarse también de la malograda Eva Cassidy, un icono en sí mismo de este modelo femenino de guitarrista acústico y “singer-songwriter” rural, aparentemente frágil y desdichado, dotado de voz angelical y melodías maravillosas, tristes, siempre teñidas de esa turbadora melancolía. Por ésta y otras muchas razones más, “Deer Creek Canyon” es una maravilla capital. Para este tercer trabajo suyo, Sera ha querido darle un mayor énfasis a la producción y a la fuerza interpretativa de los músicos, llevándose a la grabación a su propia banda de directo, con la que llevaba tiempo tocando.

Ella ha compuesto absolutamente todas las canciones, canta, y toca las guitarras y la batería. Su compañero en las tareas de producción es nada menos que Thom Monahan, veterano productor curtido a la sombra de la escena folk de San Francisco y con una recia discografía que incluye discos de Devendra Banhart, Vetiver, Beachwood Sparks y Neal Casal, entre muchos otros.

Una vez que empiezas a escuchar la voz de Sera, no hay forma de poder parar. Conmueven y mucho esas baladas que llevan de regalo ese impresionante paisaje de verde-montaña merced al banjo que ella misma toca y a la “pedal steel guitar” de Jason Kardong. Canciones como la maravillosa ‘And still we move’, la propia ‘Deer Creek Canyon’, ‘One to blame’, ‘Anyway you like’ o ‘Here with me’, y que, insisto, no me cuesta mucho imaginarlas en boca de Eva Cassidy. Es la lógica y muy fructífera consecuencia de un intenso trabajo desarrollado por ella desde que en 2006 fijara sus miras en este tipo de country-folk que le sienta tan de maravilla.

Anterior disco del día: Howlin’ Rain.

 

© EFEEME.COM, prohibida la reproducción total o parcial.

Artículos relacionados