El disco del día: Amaral

Autor:

“Parece que ante lo inevitable de la edición de este disco, Eva Amaral y Juan Aguirre han decidido ofrecer algo de valor añadido, incluyendo algunas curiosidades inéditas que son las que, en realidad, le dan sustancia”

Amaral
“1998-2008″
VIRGIN/EMI

 

 

Texto: JUAN PUCHADES.

 

 

Salvo excepciones, los “grandes éxitos” son álbumes innecesarios. Si en su momento tenían sentido para dar a conocer a grupos de largo recorrido que te habías perdido, ahora no tienen ninguno: estos son tiempos de chapoteo internáutico, en los que gracias a Youtube o Spotify en un plis-plas escuchas lo más “sonado” de quien quieras. Pero, ya sabemos, las razones de las disqueras en ocasiones son bastante incomprensibles, ancladas en modelos del pasado. Así que aquí tenemos el primer recopilatorio de Amaral, bajo el título de “1998-2008″… aunque, sí, ¡estamos en 2012! Pero es que este doble álbum se ciñe a la “etapa EMI”, antes de que el dúo volara por su cuenta y abandonara la multinacional. Parece que ante lo inevitable de la edición de este disco, Eva Amaral y Juan Aguirre han decidido ofrecer algo de valor añadido, incluyendo algunas curiosidades inéditas que son las que, en realidad, le dan sustancia, y que pueden dividirse en tres bloques:

Por un lado han grabado cuatro temas expresamente para esta edición: ‘Héroes’ (el clásico de Bowie según la adaptación de Parálisis Permanente y que Amaral había incorporado al repertorido de la gira de este año, en una toma muy fiel a la del grupo de Eduardo Benavente, con Eva sacando su voz más grave); ‘Lo que quieras oír’ (del primer elepé de Pistones, en una lectura personal algo desconcertante); ‘Lejos de las leyes de los hombres’, de El Último de la Fila (cantada por Juan en una toma de aires flok, es la versión más pervertida de las tres, ¡y no necesariamente para bien!); por último, ‘Tardes’, del primer elepé de Amaral (ahora grabada por Juan en solitario, en una estupenda lectura puramente acústica). Puestos a buscar contradicciones, que nadie me pregunte porqué temas grabados este año son incluidos en una antología llamada “1998-2008″, que no tengo respuesta.

El segundo bloque destacable lo conforman cuatro canciones rescatadas del homónimo primer disco de Amaral: ‘Rosita’, ‘Voy a acabar contigo’, ‘No sé qué hacer con mi vida’ y ‘1997’. Canciones que han sido mezcladas por Juan de Dios Martín desde las cintas originales y que, ¡alehop!, ¡funcionan! Se acabó el misterio: el primer trabajo de Amaral, tiene arreglo; si se le mete mano suena perfectamente, haciéndonos olvidar esa mezcla oscura y torpe que conocemos. Y claro, aquí podemos preguntarnos: ¿por qué no se ha tomado la decisión de remezclar entero ese maltrecho primer disco en lugar de publicar este recopilatorio? Tampoco tengo respuesta, pero para los parroquianos habituales habría resultado muchísimo más interesante.

Las últimas dos canciones inéditas que oferta “1998-2008″ son sendas versiones en directo de ‘Las puertas del infierno’ y ‘Sin ti no soy nada’, recogidas de la gira de este año: la primera bastante dura y la segunda según la lectura ralentizada que remodelaron para estos directos. Buen material, interesante por mostrar cómo suenan esos temas en vivo en la actualidad y por dejarnos conservar dos trocitos de los directos de 2012. Y sí, un directo habría sido preferible a este recopilatorio.

En total, nos llevamos diez temas que merecen mucho la pena si eres completista y veinte que ya tenemos en los discos anteriores y que por muy interesante que sea la selección (y como todas es discutible), y nos pongamos como nos pongamos, no aportan absolutamente nada al coleccionista o al simple seguidor. ¿No habría sido mejor publicar un disco completo de rarezas e inéditos? Rotundamente sí. Y vale que me lo he pasado bien reescuchando unos temas que ofrecen testimonio del cancionero de uno de los grupos de rock (sí, de rock, pese a quien pese) más interesantes e imprescindibles de los últimos quince años. Pero este recopilatorio no hacía ninguna falta.

En todo caso, esperemos que a EMI no le dé en el futuro por exprimir el limón de Amaral con la saña que emplea con el de Héroes del Silencio, que esa discográfica tiene un catálogo apabullante (con parte de lo más lucido de la historia del pop español) con el que entretenerse durante años publicando discos valiosos que podrían encontrar su nicho de mercado si se ofrecieran con sentido. Solo hay que ponerse y darle a la imaginación.

 

Anterior disco del día: “La leyenda del Price. 50 aniversario (1962-1964)”.

Artículos relacionados