Discos: “Resituación”, de Nacho Vegas

Autor:

“Pretende Vegas reflejar lo que sucede a nuestro alrededor con una visión que a menudo llega a la angustia, al horror”

nacho-vegas-22-04-14

Nacho Vegas
“Resituación”
MARXOPHONE

 

 

Texto: EDUARDO IZQUIERDO.

 

 

“¡Adelante con Vegas, que nadie se ha atrevido!” Así responde el director de esta revista a mi mensaje/propuesta de reseñar el nuevo disco de don Ignacio González Vegas, Nacho para todos. Parece ser que alguna prestigiosa revista no ha perdido el tiempo en destrozar el trabajo (juro que no he leído aún la reseña de marras) y que, como suele ser habitual, algunos se apuntan al degüello y otros, en cambio, se postulan como apóstoles del nachismo. Así me enfrento al disco. Condicionado por la necesidad de posicionarme y sin muchas ganas de hacerlo. Veremos.

No. “Resituación” no es una obra maestra ni el mejor disco de Nacho Vegas. Y digo esto sin saber muy bien qué me legitima a tales afirmaciones no siendo un fan irredento ni un seguidor milimétrico de su carrera. De entrada lo hago porque a mí, sí, sí, a mí, “El manifiesto desastre” me pareció una obra superior en prácticamente todo: música, letras, inspiración, instrumentación. Pero no. Tampoco es “Resituación” un disco menor o el peor de la carrera del asturiano. Porque a mí (otra vez yo) me parece superior al anterior “La zona sucia”, por ejemplo. Y un tercer no. Porque no, tampoco es “Resituación” un disco oportunista por su vertiente política, porque el de Gijón hace tiempo que se manifestó como un músico con ganas de decir cosas en ese sentido. Pero entonces ¿qué es “Resituación”? Como preguntárselo al propio autor sería cosa más propia de una entrevista que de una reseña voy a seguir con el onanismo periodístico y voy a contestarme a mí mismo.

Este es un disco de canciones, en el que probablemente el componente literario ha pesado bastante más que el musical, dando la impresión de que las melodías se han puesto totalmente al servicio de unas letras más comprometidas que nunca. Pretende Vegas reflejar lo que sucede a nuestro alrededor con una visión que a menudo llega a la angustia, al horror. Sufre el músico y quiere que sufra el oyente. Y para eso no es necesario complicarse la vida musicalmente si la fuerza de las palabras es suficiente. Por eso no importa que una crítica tan feroz como la de ‘Polvorado’, por ejemplo, se apoye en un countrybilly que se hubiera atrevido a firmar Mikel Erentxun. O que ‘Un día usted morirá’ parezca una melodía de pop chiclé de los sesenta contrastada por la voz de Vegas. Ni siquiera que canciones como ‘Libertariana song’ no estén a la altura con ese ritmo ¿caribeño? Porque es este un disco de mensaje y ahí sí, Vegas consigue plenamente su objetivo, y eso no hay quien lo discuta. Así que me quedo con el notable. “Send”. Y ahora me voy a leer lo que han dicho los demás del disco.

Anterior crítica de discos: “Caminos cortos”, de Los Vengadores.

Artículos relacionados