Discos: “Noticias del norte”, de César Pop y la Orquesta Pinha

Autor:

César Pop es un tío raro. Muy raro en esto de la música nacional. Porque está permanentemente preocupado por las canciones. Hasta un nivel obsesivo. No le preocupa nada más”

 

cesar-pop-noticias-del-norte-29-09-15

 

César Pop y la Orquesta Pinha
“Noticias del Norte”

 

 

Texto: EDUARDO IZQUIERDO.

 

 

 

¿Qué tienen en común gente como Iván Ferreiro, Quique González, Xoel López, Txetxu Altube, Marazu o Leiva? Sí, claro. Son músicos nacionales y en mayor o menor medida hasta amigos. Todos, además, son buenos compositores de canciones y ahí, curiosamente, tienen otro punto en común. El que nos interesa: César Pop. Y es que a pesar de su pericia compositiva, todos ellos han recurrido en algún momento a la maestría de Pop para completar canciones o realizar aportaciones a su cancionero. Y César Pop ahora tiene segundo disco tras su debut con el ya espléndido “Te llames como te llames”, hace ya demasiado tiempo.

 

Acompañado para la ocasión por La Orquesta Pinha, en la que destacan poderosamente las figuras de Fernando Polaino (Lichis, Los Lunes) y Begoña Larrañaga (Enrique Urquijo y Los Problemas), este tipo que aseguraba en estas páginas que compuso ‘Estrella polar’ de Pereza en un taxi logra reunir doce excelentes canciones, ricas en su cuidada instrumentación y letrísticamente impecables. Temas que beben de su devoción por Argentina (‘Milonga triste’), de su pasión confesada por Serrat (ese viento en ‘Para verlo bajar’), de su querencia por el fado en el guiño que es ‘Ana en Lisboa’ o hasta de la música brasileña (‘Licor de Pinha’). Un disco que presentará este martes 29 en Madrid, en la sala Galileo Galilei.

 

César Pop es un tío raro. Muy raro en esto de la música nacional. Porque está permanentemente preocupado por las canciones. Hasta un nivel obsesivo. No le preocupa nada más. No hay poses. No hay ínfulas de estrella del rock a pesar de haber tenido sus oportunidades. Él prefiere dedicar todos sus esfuerzos a que sus canciones sean cada vez mejores. Y hay otra cosa que lo hace más raro aún. César Pop escucha. Le gusta tanto su oficio que cuando le hablas de su música su mundo se concentra en tus palabras. Te exprime. Porque las canciones vuelven a estar otra vez en el horizonte y sabe que esa es una buena forma para mejorarlas. Quizá por todo ello sea capaz de hacer discos tan buenos como este. O quizá es que simplemente es un maravilloso compositor.

 

 

Anterior crítica de discos: “Psycochandy. Live Barrowlands”, de The Jesus and Mary Chain.

Artículos relacionados