Discos: “Demasiado oro”, de Óscar Avendaño y Los Profesionales

Autor:

“Óscar Avendaño es perro viejo. No solo ha integrado bandas como Casanovas o Brandell Mosca, sino que desde 2001 es miembro de Siniestro Total”

oscar-avendano-15-12-14

Óscar Avendaño y Los Profesionales
“Demasiado oro”
FOLC RECORDS

 

 

Texto: EDUARDO IZQUIERDO.

 

 

Aquellos que al leer el nombre de esta banda de Vigo se estén preguntando dónde lo han oído ya pueden ir saliendo de dudas. Óscar Avendaño es perro viejo. No solo ha integrado bandas como Casanovas o Brandell Mosca, sino que desde 2001 es miembro de Siniestro Total. En este proyecto personalísimo se hace acompañar de miembros de formaciones tan imponentes como High Sierras o The Soul Jacket, haciendo bueno el lema utilizado por Hendrik Röver en sus últimas aventuras discográficas, eso de que “el rock americano es posible en castellano”. Porque si unas canciones suenan deliciosamente yanquis en este país son las de estos tipos. Sí, aclaro lo de yanqui antes de que alguno se rasgue las vestiduras, ya que Röver tuvo que prescindir en su pareado del prefijo “norte” para que este rimara a la perfección. Cosas del lenguaje.

Su debut en 2012 ya supuso todo un soplo de aire fresco a aquellos que amamos los sonidos del otro lado del Atlántico mezclados con la lengua hispana. Y más si la cosa fluye tan bien como en este caso. Así que la edición de este segundo larga duración no podía sino conllevar buenas noticias a priori, confirmadas tras apenas unas escuchas. Letras acertadas y hábiles, buenos riffs y mucha actitud es su marca de fábrica. Sin hacer ascos, por muy norteamericanos que suenen, a lo que se cuece también las Islas Británicas. Sea sonando a los Faces en ‘El suelo, otra vez’ o a los Rolling Stones en ‘La primera en la frente’.  Aunque es cuando se ponen el sombrero Stetson y conducen un Cadillac imaginario por la Ruta 66 cuando sus canciones meten la sexta marcha. Eso es ‘Siéntate y mira’, por ejemplo. Una ruta que, por cierto se para en la Arizona de Giant Sand con la instrumental ‘Las fortunas’ para llegar a la California de The Byrds en ‘El viento’. Por todo eso yo lo tengo entre mis discos nacionales del año. Probad y ya me contaréis.

Anterior crítica de discos: “UHF”, de Cooper.

Artículos relacionados