Delicias a 45 RPM: Juan & Junior

Autor:

Delicias a 45 RPM: Juan & Junior

Juan & Junior
“A dos niñas” / “Tres días”
NOVOLA, 1967


Texto: JUAN PUCHADES.


Entre 1967 y 1969 Juan & Junior, dúo surgido de una sangrante escisión de Los Brincos originales, sólo se dedicó a publicar singles. Prodigiosos singles, habría que añadir. 45 revoluciones que acabaron dando forma al único LP de la pareja, reeditado decenas de veces con diferentes portadas.

Este single de 1967, cronológicamente el tercero de su discografía, incluye dos de las mejores canciones que ofrecieron Juan Pardo y Junior Morales. En ellas está la esencia misma de su pop elegante. Sobre todo en la primera, “A dos niñas”, con deliciosas armonías vocales, dejes de canción de autor afrancesada en la introducción, melodía rota por el rokero y demoledor riff de guitarra eléctrica que anuncia el estribillo, apuntes flamencos como puente en la segunda parte y un final de brotes psicodélicos. Todo ello en una sola canción. Canción que, se supone, escribieron pensando en sus novias de la época, Marisol y Rocío Dúrcal. Aunque, para morbosos de estas cosas, la letra no resulta especialmente relevante y es, simplemente, un buen texto amoroso: “Yo podría olvidar, / pero no quiero / Sólo puedo pensar / que estoy sin ti. / Tu mirada se fue / aún la espero / Tu promesa de amor / se ha vuelto gris / Recuerda, te quiero / Recuerda, te espero / Ya sabes, lo prometí. / Un clavel se murió / Yo estoy llorando / Su perfume perdí / Lloro por ti”. Suena grandiosa y uno, al escucharla, no puede evitar imaginársela adaptada por Eva Amaral y Juan Aguirre, pues parece hecha a su medida.

Por su lado, “Tres días” tiene una aire más alegre, recordando el sonido de Los Brincos, aunque esas guitarras eléctricas tan sueltas en absoluto formaban parte del ideario de la primera época del cuarteto y, curiosamente, enlazarían más con la temática musical de Contrabando, el primer disco de Brincos tras la salida de Juan y Junior. Y es que las dos formaciones, inevitablemente y a su pesar, vivieron vidas paralelas.

La producción corrió a cargo, como en el resto de trabajos del dúo, del británico Mike Smith. Las guitarras fueron cosa de Miguel Morales (hermano de Junior y posterior integrante de Los Brincos), en la batería estaba José María Moll (después en Barrabás), en el bajo Bill Robinson y en el órgano David Waterson; es decir, el grupo Cocktail, la banda que acompañaba a la pareja en directo.

Como curiosidad, apuntar que “A dos niñas”, también conoció versión en catalán bajo el nombre de “A dues nenes”. Una extravagancia por aquellos días.

 

Si quieres escuchar “A dos niñas”, aquí la tienes:

Y aquí “Tres días”:

Artículos relacionados