De estreno: Mendizabal

Autor:

mendizabal-10-04-17

“Principales influencias: la melancolía de Urquijo, la imaginación de Antonio Vega, la fuerza de Springsteen, el planeta Neil Young, la voz de Fabián, la contundencia de Quique González, Coque Malla…”

 

“Golpe de estado” es el debut del bilbaino José María Mendizabal, hijo de varias bandas y de grandes maestros. Entre sus referencias cita la melancolía de Enrique Urquijo, la imaginación de Antonio Vega, la fuerza de Bruce Springsteen o la voz de Fabián.

 

Texto: EFE EME.

 

¿De dónde vienes?
Soy de Bilbao y llegué a Valencia a mediados de los años noventa. En Bilbao era vocalista de una banda y tras llegar a Valencia estuve bastantes años sin formar parte de ninguna, aunque hice algún pinito con compañeros de la universidad. En el trabajo conocí a Vicente Prats, con él a Manolo Tarancón y a Roberto Timón, y así pude por fin formar parte de una banda genial. Los músicos de Manolo, junto con Francis Palacios, montamos Green Grass, un grupo de versiones del que guardo un recuerdo increíble. Con Manolo estuve años tocando, disfrutando y aprendiendo, al principio la guitarra, luego el bajo, armónicas y pedal steel. El pedal me permitió y me permite grabar y disfrutar de directos con un montón de bandas. Me uní al proyecto de Perdido y la Octubre Band, Star Trip, y también al de Nanga Parbat y Powderfingers, bandas estas dos últimas de las que aún formo parte (de momento creo que me aguantan).

 

¿Cómo nace tu proyecto?
Un buen día de primavera, hace un par de años, hice la primera canción. Después salió otro tema, y luego un tercero. Cuando tuve un puñadito decidí grabar cada una con un amigo músico diferente que además la produjera, fue una experiencia genial y quedaron muy bien: ‘Pacto’ con Vicente Prats, ‘A corcheas’ con Francis Palacios, ‘Terceros tiempos’ con Manolo Tarancón y ‘Cuatro’ con Montxo Burgos. Como seguían saliéndome canciones, decidí contactar con mi admirado Carlos Soler para que tomara las riendas en la producción de las que tenía hasta ese momento. Se ilusionó desde el minuto uno y en noviembre de 2015 se empezó a gestar lo que sería, ocho meses después, “Golpe de estado”, diez canciones que me hacen sentir muy bien y muy agradecido a un montón de gente que ha colaborado físicamente o con sus palabras y gestos de aliento. Mi amigo y compañero en mil aventuras Manolo Tarancón me propuso formar parte del sello La Viejita Música tras escuchar el disco, está apoyándome con la promo y con mil consejos y tiene mi agradecimiento eterno.

 

Describe tu sonido.
No lo sé, quizás es el que me sale tras el aprendizaje de compartir años de escenario, ensayos y charlas con músicos que te recomiendan escuchas, todo mezclado con otras que traes tú ya de casa, pero no sabría describirlo.

 

Principales influencias.
La melancolía de Urquijo, la imaginación de Antonio Vega, la fuerza de Springsteen, el planeta Neil Young, la voz de Fabián, la contundencia de Quique González, Coque Malla y un listado muy largo de músicos en mis alrededores.

 

¿Cómo definirías tu primer disco, “Golpe de estado”?
Es un disco con letras y armonías bien trabajadas y una producción brillante (se puede escuchar aquí).

 

Tu disco suena, o te gustaría que sonara, como los de…
A Carlos nunca le enseñé, creo, ningún disco para que viera la onda que quería, simplemente nos pusimos a trabajar en él y fluyeron un montón de ideas. Algunas molaban mucho y entraron y otras molaban menos y no lo hicieron. Utilizaré el comodín de la manida frase que dice que suena “a Mendizabal”.

 

Cinco discos de cabecera.
“Desde que no nos vemos” de Enrique Urquijo y Los Problemas, “Daiquiri Blues” de Quique González, “Nashville” de Josh Rouse, “O” de Damien Rice y “Darkness on the edge of town” de Bruce Springsteen.

 

Cinco canciones perfectas.
‘Sky blue sky’ de Wilco, ‘Come pick me up’ de Ryan Adams, ‘Thunder road’ de Bruce Springsteen, ‘Laredo’ de Band of Horses y ‘Lo mejor de nuestra vida’ de Antonio Vega.

 

¿Prefieres estudio o directo?
Son sensaciones con intensidades distintas, compatibles e inigualables, me encantan ambos escenarios.

 

¿A quién te gustaría telonear?
A Sáez. Quizá lo camuflásemos como concierto compartido, pero me encantaría. Javi es el creador del arte y maquetador del disco, tiene un talento descomunal y un disco muy bestia que se llama “Camina conmigo”.

 

¿En qué disco de homenaje te gustaría participar?
Ya me di el gusto: con Powderfingers homenajeamos a Neil Young. Hay un disco con canciones del canadiense grabadas por bandas “rusties” españolas que está genial, se llama “Música en la playa” y nosotros participamos con ‘Albuquerque’, canción que grabamos en los estudios Calexico de Valencia con el señor Tarancón a la producción. Como Mendizabal sería genial hacerlo en uno a Enrique Urquijo.

 

¿Qué canción del disco es la que mejor te representa y por qué?
No lo sé, todas lo hacen. Quizás ‘Todos los días’ sea la única en la que no haya involucrada una segunda persona, habla de cómo me siento a veces, de mis miedos y mis alientos.

 

Tienes cincuenta palabras para vender vuestro primer disco. ¡Adelante!
Es un disco en el que he tratado de expresar mi forma de pensar y de sentir en los momentos de mayor intensidad, cuando los impactos emocionales son de estado.

 

 

Anterior De estreno: Presumido.

Artículos relacionados