Cómics: “Nada más importa”, de Aitor Saraiba

Autor:

“¿Puede alguien resumir su vida con un puñado de conciertos del mismo grupo? ¿Y si ese grupo es Metallica? Aitor Saraiba, sí”

aitor-sarabia-31-01-14

Aitor Saraiba
“Nada más importa”
PLANETA

 

 

Texto: MARÍA TORAÑO.

 

 

A cualquiera se le pueden ocurrir una o varias canciones que marcaron algún momento concreto de su vida. La mayoría de la gente tiene un grupo favorito. O unos pocos entre los que le cuesta decidir cuál es el mejor. Seguro que hay música que escuchaban de jóvenes que ahora les horroriza y viceversa. ¿Pero puede alguien resumir su vida con un puñado de conciertos del mismo grupo? ¿Y si ese grupo es Metallica? Pues Aitor Saraiba (Talavera de la Reina, 1983) lo ha hecho y nos ha regalado “Nada más importa”, una novela gráfica de las de paladear con calma.

A través de trece conciertos que se suceden a lo largo de 25 años (desde 1988 a 2013) el autor nos invita a acompañarle en su crecimiento personal, nos presenta a su familia y amigos y nos abre las puertas de su intimidad. En el fondo, las citas con su grupo favorito se convierten en la excusa para hacer un libro lleno de ternura que explica que lo que importa realmente son los sueños que uno tenga y la gente que te rodea en el camino.

Porque “Nada más importa” está lleno de música, de literatura y de viajes, pero también lleno de gente. Amigos de la infancia y de ahora, la tía Yoli y el tío Jandro, mamá y papá, un cuñado, amores, vecinos y compañeras de piso se pasean por las páginas y llevan a cualquiera que lea el libro hasta su propio entorno emocional. La escritura a mano y las ilustraciones de trazo sencillo (que no simple) terminan de engancharnos.

Entre concierto y concierto -de la Casa de Campo y La Peineta de Madrid, a La Romareda de Zaragoza o el Spreckel Theather de San Diego, entre otros- también se incluyen citas de cantantes y escritores como John Berger, Violeta Parra, Rosa Montero, Ernesto Sabato, Roberto Bolaño, Nazim Hikmet (con capítulo propio en el libro), Andrés Neuman, Alejandra Freymann o Raymond Carver.

Pero también se cuela desbocado el desmantelamiento del estado del bienestar al que asistimos desde hace unos años. A Saraiba le da tiempo para hablar de becas de estudio, del paro y de los jóvenes que emigran o del cuidado a dependientes y ancianos. “Nada más importa” es un libro que invita a soñar alto sin que los pies se separen del suelo.

Además, como no solo de Metallica vive el heavy, el libro se cierra con una lista de canciones “para abrir las puertas del infierno” en la que aparecen grupos como Mayhem, Young and in the Way, Motörhead, Midnight, Venom, Bestial Mockery, Bathory, Immortal, Darkthrone, Bruzum, Hades, Bathory, Watain, Judas Priest, Iron Maiden, Marcyful Fate, Helloween y Leviathan.

Aitor Saraiba escribe desnudo. Él mismo lo cuenta en una página: “Mis libros soy yo”. Así que leerlo es conocerle un poco. Si además se ha disfrutado de sus anteriores trabajos – “Pajarillo” (2012) y “El hijo del legionario” (2011)- casi parece que el dibujante se convierte en uno más de la familia.

Anterior crítica de cómics: “Videojuegos”, de David Sánchez.

Artículos relacionados